13 de agosto de 2010

Las Perseidas

Las Perseidas, también llamadas Lágrimas de San Lorenzo, son una lluvia de meteoros que radian de la constelación de Perseo y  que se  ven en el mes de agosto, coincidiendo aproximadamente con la festividad de San Lorenzo que se celebra el 10 de agosto, este año se han visto la noche del 12 al 13 de agosto, es decir esta pasada madrugada.

A Las Perseidas se les denominó Lágrimas de San Lorenzo durante la edad media porque, como he dicho antes, tenían lugar la noche en que se celebra el santo y se asociaron con las lágrimas que vertió San Lorenzo cuando fue asado en una parrilla.

Se ven a simple vista, basta mirar al cielo sin necesidad de telescopio ni prismáticos y, aunque se están viendo desde el 16 de julio y se verán hasta el 24 de agosto, esta pasada madrugada ha sido cuando más y mejor se han visto.

Hay otras lluvias de meteoros que también son visibles, como las Leónidas. las Cuadrántidas, Las Líridas y las Gemínidas, pueden ser incluso más abundantes que Las Lágrimas de San Lorenzo pero no tienen la tradición y el encanto que estas, quizás porque tienen lugar en invierno y no apetece salir de madrugada al campo a observarlas o por lo poético de su nombre.

Perseo, recordemos, fue hijo de Danae y Zeus, quien tuvo que convertirse en lluvia de oro para acceder a la torre donde Danae había sido encerrada por su padre y poder dejarla encinta. Ya adulto, protegido por un escudo regalo de Atenea, una hoz de acero regalo de Hermes, el zurrón mágico de las Náyades, el casco de Hades y unas sandalias aladas, consiguió cortar la cabeza de Medusa para protegerse de Polidectes, a quien terminó petrificando con la cabeza.

Cuando regresó de esta misión, Perseo encontró a Andrómeda encadenada a una roca, expuesta a ser devorada por un monstruo marino y, enamorándose de ella, la liberó y se casó con ella y tuvieron siete hijos.

Nada se dice de ello pero yo me pregunto si las Perseidas no son en realidad el polvo de oro en el que se convirtió Zeus para engendrar a su hijo Perseo, en cualquier caso yo las he visto y se podrían denominar polvo de dioses, de tan bonitas como son. Este año no las he podido ver, pero las he imaginado y he recordado las que vi otros años, fue casi lo mismo, sólo casi.

7 comentarios:

Fibonacci dijo...

Creo que un dato que se te ha escapado, es que las mal llamadas lagrimas, son en realidad el escombro por así decirlo que se va desprendiendo de un cometa y que suelen viajar a una gran velocidad, y que este cometa se encuentra actualmente mnas allá de la orbita de Urano.
Por lo demás felicitarte en tu articulo, siempre estás al quite,(argot taurino)en todo lo que acontece.
Felicidades y eres mi musa.
Un beso casto.

scarlet2807 dijo...

Fibo, no le quites el romanticismo al escrito "joio", jajajajajajaj
María , me ha encantado, como todo lo tuyo, y como yo si soy romántica, no pensé en escombros, sino se me vino a la mente una canción preciosa de un compatriota que te regalo, para, que la oigas con tu amor...
Se llama "polvo de estrellas"
http://www.youtube.com/watch?v=k0Jgo3nTRV0

Un besote, Scarlet2807

Mayte® dijo...

La Lágrimas de san Lorenzo son un expectáculo único y maravilloso.

Gracias María, como siempre, haces que podamos compartir conocimientos, de un modo natural y sencillo.

Un besote

wppa. dijo...

Que poquito conocia yo de esto, me ha encantado eso de las lagrimas de San Lorezo , mejor que lo de la chatarra ajaj.
Una vez màs tu conocimiento a servido para que aprenda algo nuevo.
Gracias.
Un beso
wppa.

*Inesperada* dijo...

San Lorenzo, que tanto lloró, y dejó sus lágrimas esparcidas por el cielo.
Es uno de los fenómenos celestes que más me han asombrado contemplar, en una noche de verano.
Tomo nota con la magistral exposición que nos brindas.
Las próximas, pensaré en tí, María porque gracias a tu texto, sé ya más de ellas.
Gracias, siempre.

Anónimo dijo...

María, a mí este año se me pasó el día sin darme cuenta de la lluvia de estrellas. Tengo por costumbre salir a un monte que hay cerca a verlas.
No sé vosotros, pero aquí decimos que se pueden pedir deseos cuando empiezan a aparecer... pecando de ingenua, yo suelo hacerlo.
Besitos.
Madeira

Carmen dijo...

Yo me quedo con lo del polvo de estrellas, nada de escombros. Las vi este año y hacia muchísimos que no habia podido verlas, fue muy hermoso hacerlo.

Un beso

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...