13 de agosto de 2010

* Delirio ( 2 ) *

Paula nació en una fría sala de hospital, sin más ayuda que sus esfuerzos débiles, por asomar a la vida.
Abrió sus grandes ojos negros muy despacio, tiritando como una hoja , mientras la silenciosa nevada era testigo directo, de cómo nacía la niña de piel sonrosada.
Sus hermanos fueron compañeros de juego, mientras Paula íba creciendo muy despacio.
Apenas hablaba, era asustadiza y jamás protestaba si ellos bromeaban o se escondían entre risas de niños.
Era dócil, silente, jugaba sin sonreir apenas, con una muñeca, a la que cepillaba el cabello con una ternura indescriptible, a los ojos de su hermana mayor.
Fué al colegio, como cualquier niña de su edad, pero le costaban los números y temblaba si no sabía la respuesta.
Cada mañana, su hermana se encargaba de llevarla hasta la puerta del aula, como parte de su responsabilidad, hasta que quiso ir por su cuenta y camino al colegio.
No destacó en nada, se le hacía un mundo el estudiar, pero nadie lo supo y menos aún aquella hermana, que no la entendería hasta su estío.
Su madre decidió que quizás, ser secretaria, sería mejor que perder el tiempo con los libros.
Decidió mucho, demasiado y Paula no se rebelaba.
Su carácter débil contrastaba con el de su hermana, que era muy independiente e ignorante de su tragedia interior.
Y conoció o creyó conocer el amor, con sus dieciséis años de silencios y miedos secretos.
.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Inespe, ahora me siento enredada en la vida de Paula. Nos contarás más sobre ella?
Tus días de descanso como escritora te han hecho darle "una vuelta de tuerca más" a tu escritura. Te creces cada día. Se te nota rozando esos sentimientos con tu mano y transmitiéndonoslos con auténtica maestría.
Un beso grande, grande.
Madeira

Fibonacci dijo...

En el año 1.958 sobre el 24 del mes de Abril , si no recuerdo mal en mi memoria y dicho por mi madre, hubo una gran nevada.
Sigo la historia Ines.
Un beso grandote

María dijo...

Estoy como Madeira, atrapada en la historia y yo también afirmo que, cada día, escribes mejor.

Besos

scarlet2807 dijo...

ya somos tres las "atrapadas"...
¿Y que escribes cada día mejor?
De éso estamos todos seguros,

Un Besote, Scarlet2807

wppa. dijo...

Como una flor en primavera brota el amor a los dicisiete años.
Espero la niña triste , no se deje atrapar en sus redes y ese caracter dèbil que presenta ante los demàs sea todo lo contrario y comience a demostrarlo.
Bonita historia sencilla ,con toques de ternura y dulzura,la foto incita a quererla desde el primer momento,precisosa.
Un beso.
wppa.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...