18 de enero de 2010

TU INFLUENCIA

Me rebosas por los poros de mi piel, estoy lleno de ti, me corres
por las venas, me impregnas la piel.

Si, iluminas mis noches, das más luz a mis días, me haces sentir
especial, unos de tus segundos es capaz de iluminar uno de mis
días, ya lo sé, suena raro, exagerado, irreal si se quiere, pero no lo es.
Es inmensa tu luz, y tan intensa que brilla en mis noches mientras
duermo, y seguirá mañana iluminándome.
Iluminas mis ojos cuando estoy a tu lado, y se llenan mis oídos con
el sonido de tus palabras, tu sonrisa que resuena aun en mi mente
pasado el tiempo, como resuena ahora mientras te escribo y te
pienso, cierro los ojos y te dibujo en el horizonte, me lleno de ti,
de ilusión, de sueños, de vida de felicidad......, no sé, de mil sensaciones
todas ellas maravillosas, tienes esa fuerza, esa influencia.
Pienso ahora, que me empiezan a faltar años.


2 comentarios:

Mayte® dijo...

Hay personas que llegan a nuestra vida y nos hacen sentir tan plenos que nos hacen inspirar, cómo si llenándonos de aire, nos llenáramos de un todo.

Precioso escrito.

Un beso a la distancia

Inesperada dijo...

Me estremecen tus líneas, me conmueve tu prosa, me anima a seguir letra a letra, hasta tu punto final, del que escribes.

Sueña, piensa, espera, cambia el orden, porqué no?.

Da paciencia a tu paciencia.

Tiene amargura en el tiempo que está, pero su sabor es dulce, como el almíbar, cuando da sus frutos.

Un abrazo, desde mi lado de silencio obligado, tan grande como supongas.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...