28 de enero de 2010

CAFE PARA DOS


¿ Cuánto tiempo ha pasado ? demasiado,
sigo solo.
Hoy me miro en el espejo y veo una mirada
triste, unas ojeras producto del dolor. Me
preparo un café, enciendo el séptimo cigarrillo,
me siento en el sofá, pongo música y leo letra
a letra todos tus mensajes y unas lágrimas se
deslizan, cierro los ojos, suspiro profundamente,
si......., bien, no he perdido la esperanza, sonrío.
Que callada está la tarde, éste silencio tiene voces,
pienso y me digo que el tiempo nunca es perdido,
me levanto, quiero mirarme en el espejo y ver un
brillo en mis ojos, quiero preparar un café para
dos, quiero sentarme al lado de alguien, quiero
escuchar música para dos, quiero que esas
lágrimas sean de felicidad, quiero........, que se
acabe hoy y tener mañana.

3 comentarios:

Inesperada dijo...

Aparca esa melancolía, sacude esa actitud, complácete en lo más positivo de tí, sigue.. sigue adelante, ¿dispuesto a todo?.
Prepárate a conciencia, para cuando llegue aquella que devuelva el brillo a tus ojos y las sonrisas a tu alma, no sea que...no la veas, si pasa a tu lado.

Mayte® dijo...

Todo comienzo es precedido por un final. Una puerta se cierra y se abre una ventana. Se termina una etapa y se comienza la andadura de otra.
El pasado es historia, el presente ya es pasado y el futuro lo estamos escribiendo ahora.

Me encanta leerte. Si fuera fumadora estaría compartiendo contigo un cigarrillo, pero no lo soy y lo más que puedo ofrecerte a la distancia es un café prometido y una larga charla entre amigos.

Besitos desde el alma

Inesperada dijo...

Y.. si me permites.. te dejo una de mis canciones favoritas, si?

http://www.youtube.com/watch?v=kFdvz62okgk

Disfrútala muy despacio y sonríe siempre...aunque las nubes pretendan quitarte el sol de la vida.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...