18 de enero de 2010

EN MI RINCON


Aquí, en mi rincón pequeño, a la sombra de mi cariño.
Aquí, donde mi sonrisa mira dulcemente tus fotos y
donde la oscuridad pide permiso.
Aquí, donde las preguntas se vuelven arroyos, donde
el diálogo y la vida son casi una misma cosa.
Aquí, como espera un árbol, te espero pacientemente
añorando tus besos, tu carita morena, tus ojos verdes,
tus labios, tu cintura y a veces tu enojo.
Añorando tantas y tantas cosas, aquí te espero sin más
consuelo que hacerte poesías.
Sin más remedio que esperarte como todos los días,
pero sin contar los minutos para que el tiempo se canse,
para que el amor se agrande y tu vida y la mía crezcan
humildemente sin la prisa cruel.
Y por eso aquí, en mi rincón pequeño te espero para
llenar de besos la seda de tu cara, te espero ansioso,
eternamente, tiernamente, con nobleza y templanza,
te espero con amor, mucho amor.

3 comentarios:

Mayte® dijo...

Ojalá que un dia, esa espera termine y se produzca el reencuentro.

Me has hecho emocionar.

Un beso a la distancia

D'MARIE dijo...

El amorr!!Todo llega amigo..
Cariños.-

Inesperada dijo...

Las esperas en oscuros rincones, los recuerdos de tiempos pasados, no nos dejan ver amores nuevos que flotan en el aire, como ángeles lejanos.

Sal a la vida y sacude el desconsuelo, vístete con tu mejor color de amor y mira frente a tí.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...