10 de enero de 2010

Mi beso robado.



Mi primer beso, llegó cuando faltaban días para hacer los dieciséis años.
Me fué robado, mientras bailaba con un vecino muy guapo, en una discoteca, la primera vez que fuí de baile.
Supongo ahora, que le apeteció sin más y ahí me ví envuelta en un acto que desconocía.
Fué mi entrada y estreno en el mundo de los ósculos chico-chica.
Estuve preguntándome tres días, qué quiso decirme con ese beso, enmedio de un estado de ensoñación, cuando lo recordaba, avergonzada.
El chico en cuestión, me evitó desde entonces, sin más explicaciones.

En el paso de mi juventud probé algunos labios más, pero resultaban faltos de una emoción que era necesaria para mí.

Imaginaba (y aún sueño), esos besos con una emoción que me obligaba a cerrar los ojos, casi sin respiración,al borde del desmayo.
Las miradas sin palabras, antes de acabar con ese último centímetro dichoso entre él y yo, eran de doliente ansiedad, sin que lo pareciera a ojos del otro.
Era necesario el cosquilleo de mariposas en el estómago, un afecto importante, por el ser elegido, como amado.
No necesariamente el primero sería el mejor, con el tiempo y la complicidad se acoplaban como en un baile, la pareja.
Siempre he creído que sentir todo esto, es el preludio de un amor que se prepara para crecer, con él.

El beso enamorado... de dos personas que se aman...se parece mucho a la vainilla y a la menta.

4 comentarios:

D'MARIE dijo...

Ines,preciosa,me encantan tus escritos.Besis

Mayte® dijo...

Ese beso de tu boca
que me sabe a Fruta Fresca
que se escapó de tus labios
y se metió en mi cabeza.

Ese beso con que sueño
cuando las penas me acechan
que me lleva al mismo cielo
y a la tierra me regresa.

Es la letra de una canción,pero se ajusta mucho a tu escrito.

Un besito desde el alma

Inesperada dijo...

Gracias, niñas, sois tiernas como vuestros escritos.
Ello me anima a seguir... escribiendo y soñando.

orujo dijo...

El beso es el preámbulo del amor, sin duda alguna, por lo tanto ese primer beso debe ser siempre sentido aunque sea robado y con los ojos cerrados.
Inés, siempre es un placer leerte.

UN BESO EN LA DISTANCIA

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...