8 de enero de 2010

Te extraño... siempre te extraño.


Escribo estas líneas recostado en mi sillón, extrañándote como siempre. Hoy me encuentro vacío sin saber que hacer por estos días en que no te puedo ver, siempre es así, a veces creo que estoy loco... ¿por qué extrañarte?... es lo más bonito y triste que me ha pasado.
Te extraño a pesar de que no conversamos a diario. Te extraño porque no puedo mirar tus ojos. Te extraño cuando el viento se cuela por mi ventana, el frío me envuelve y me recuerda que no estás aquí.
Te extraño, siempre te extraño, tus palabras, nuestras conversaciones y tus divertidas ocurrencias que me hacían tanto reír.
Te extraño cuando camino por la calle y quisiera verte.
Te extraño tanto que a veces quisiera no extrañarte, no porque no te quiera sino porque tengo miedo de quererte tanto.
Te extraño... siempre te extraño.

3 comentarios:

Mayte® dijo...

Te quiero tanto,que aún estando cerca, te extraño.

Si pienso que puedes irte,te extraño.

Si duermes y estoy despierta,te extraño.

Te extraño tanto,que solo imaginarte,te extraño.

Precioso Armando.

Un beso a la distancia y gracias por compartir pensamientos.

Inesperada dijo...

Y.. sobre todo te extraño, porque no te tengo, a mi pesar y por ventura.

Porque estás lejos y ni sabes de mi existencia sin tí, en puro silencio.

Un saludo de Inesperada.

Bellos pensamientos, Armando.

orujo dijo...

ARMANDO: Bienvenido Aquí con mis amigos.
En la espera de la persona que amas, y a la que extrañas, no temas quererla tanto, quiérela bien y se paciente en la espera, verás como ese tiempo nunca es de sufrimiento sino de alegría.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...