25 de enero de 2010

EL DOLOR

El dolor físico lastima, el espiritual desgarra.
El dolor es un tirano terrible.
El dolor omnipresente en la tierra de la mujer
y del hombre, el dolor es pues una realidad en
nuestras vidas, causado muchas veces por la
frustración, la soledad, la humillación, el
desprecio y la incomprensión.
Claro que hay muchos más dolores, las guerras
el racismo, las desgracias naturales, etc, etc.
Duele la palabra dura y a destiempo, duele
el amor que nunca llega, duelen las falsas
lealtades y duele más cuando el dolor clava
sus garras en la inocencia de un niño.
También duele la muerte como adiós sin
retorno posible.
Eso opino del dolor.

2 comentarios:

Mayte® dijo...

Cómo podríamos valorar nuestra existencia si careciéramos de momentos de tristeza, dolor, impotencia, desesperación...
Sin sufrimiento no se puede valorar una sonsisa, un paisaje, una mirada tierna.
Hay que sufrir pasa saber valorar todo eso y más.

Precioso escrito Gabriel.

Un beso a la distancia.

Inesperada dijo...

Duele la imcomprensión,
duele ser derrotado en la vida,
duele la ausencia de amor
y duele... cuando te olvidan.

Cuando el dolor se ausenta,
duele... que ya no te duela.

Dolor, inmerecido en cualquier caso, pero necesario para conocernos y comprender, dolores ajenos.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...