15 de enero de 2010

NOCTURNA


Es en esa intimidad nocturna cuando nacen esos poemas ocultos
que siempre llevo conmigo, esos pensamientos de amor, juegos,
olores y consentimientos de amor.
Brazos y manos de amor, vientres que se oprimen y se adhieren
por el amor.
Vida, que solo es vida si hay amor. La noche amorosa y mística
con sudores extraños y gratos, donde la mano errante y curiosa
vaga por todo el cuerpo, la carne, tu carne que cede pudorosa
allá donde los dedos consoladores se detienen y se hunden, después
..............., aromas de deseos, amor, gozo y gemidos de placer,
debajo de mi cuerpo, el tuyo, debajo de tu boca, mi boca,
enlazados, cansados de tanto amar ¡Que cuerpo abraza a que
cuerpo?, dos cuerpos vencidos, sudorosos, unos brazos que retienen
y tú retienes a quién te ama, los dos derrotados, los dos hemos
vencido.

3 comentarios:

Mayte® dijo...

Tu relato es una llamada a los sentidos.

Destila erotismo, sensualidad, ternura, pasión, amor, dulzura...

Un cúmulo de emociones que solo se pueden sentir si hay comunión física y espiritual entre dos personas.

(Un buén texto para leer en una fría noche de invierno).

Besitos a la distancia

Inesperada dijo...

Preciosa imagen para tan delicada exposición del baile de dos amores, en compás celestial y con la victoria de los besos, en amor declarado.

D'MARIE dijo...

Si que se lee bonito!!,guau q de palabras q no sobran..uff ,fuerte
Besitos amigo!!

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...