8 de enero de 2010

** Estás.**



Dijiste: "Sabes dónde encontrarme cuando me necesites".

He pensado en ese dónde, en el que tú estas y hay muchos, para buscarte.

Estás en el tibio rayo de sol, que se cuela en mis mañanas, dorando más mi cabello.

Estás en mi primer pensamiento, cuando me pongo en marcha, cada mañana.

Estás ante un cálido café bien dulce, cuando quieras.

Estás en cada paso que doy, por si me pierdo.

Estás para enjugar mis lágrimas si asoman. Cuando te leo, con tus sonrisas, estás.

Estás, detrás de un color de voz que ya conozco.

Estás para escuchar mi mal día, con tu alma fija en mi lamento.

Estás, siempre estás, cuento contigo.

Estás, aunque la distancia nos separe, en mis noches contigo.

Estás cuando el sueño nos vence, hablando y nos despedimos por ese día.

Estás, lo sé...y... eso me hace sentirme en paz y siendo la amiga que tu esperas.

Por tí, ESTARÉ, si vacilas en tu caminar en la vida, por un café contigo, por tus vuelos bajos, por tus sonrisas y porque mi rayo de sol eres tú.

3 comentarios:

Mayte® dijo...

Que hermoso Inesperada.

Estás,esa afirmación es un todo,cuando nos dirijimos a un amigo/a.

Estás,siempre estás.

Soy tu amiga/o y tú mi amigo/a.

Besos a la distancia y agradecida de poder leerte.

orujo dijo...

Los amigos están para tender la mano.
Gracias por ser esa amiga con la que siempre se puede hablar, meditar, reflexionar y compartir.
Cada escrito tuyo sigue siendo una agradable lectura.
Besos en la distancia.

Inesperada dijo...

Y vuestros comentarios siguen motivando mi inspiración y son por y para vosotros, en primera persona.
Gracias por vuestra sensibilidad.
Me emociona leeros,Dios.

Os quiero.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...