Bella


Tú eres mi bella digna de admirar
Es agradable tu habla gracia sin igual
Tu inseparable compañía no tiene rival

Es lo que dice tu amado sin más
Y como la bella de constante pensar
Confiesa a su amado cuan ferviente cabal

Que no es posible un amor sin igual
El amor sincero es un fuego eternal
Y al Seol no puede con firme pensar

7 comentarios:

María dijo...

Me sorprende muy agradablemente esta faceta tuya las pocas veces que te atreves con ella. Ya sé que te lo puse una vez pero, insisto, tu mujer tiene que sentirse muy orgullosa de que le escribas estas cosas. Se te nota el amor con el que están escritas, derrochas ternura y sensibilidad. Precioso.

Besos

D'MARIE dijo...

sencillo..sencible como toda buena poesia...el amor es arte y aqui lo plasmastes con tus palabras..besis

Mati® dijo...

Wowww...

Cada vez que aparece esta faceta tuya me dejas boquiabierta.

Es una suerte poder leerte cuando sacas esta parte de ti a la luz.

Besitos en la distancia

* Inés * dijo...

Te dije tiempo ha, que esta parte de tí mismo me encantaba.
Llegas dentro a l@s lector@s y convences.
Destilas ternura y devoción por tu Amada, en tus versos.
Supongo que te cuesta más desnudar tu alma, que hablar de otras cosas.
Me ha gustado mucho leerte tan íntimo.
Felicidades.

wpaa. dijo...

La palabra "Seol" proviene del hebreo y el vocablo "Hades", del griego. Ambos significan exactamente lo mismo: "Lugar donde moran los espíritus que se han separado de sus cuerpos a consecuencia de la muerte física" No es la morada eterna de ellos.
Bello.bellisimo e intenso.
Besos.
Carmen.

María dijo...

Oye, que estoy pensando (por darte trabajo) que por qué no nos escribes un día del Seol, porque lo has tocado en muchos de tus escritos pero me encantaría que lo hicieras a fondo ¿vale?.

Besos

María dijo...

Ah, me olvidaba, que si quieres te cambio lo del Seol, o sea tú escribes de eso y yo de algo que tú quieras (no te prometo seriedad).

Más besos