8 de julio de 2010

LARISSA ( 5 )


Acudió cada día al hospital; Se consideraba responsable de la chica y en su fuero interno pensaba que debía hacer por ella todo lo que no pudo hacer por su esposa, esta era la justificación a su renuncia al suicidio.
Ahora tenía una razón para seguir viviendo. Pensaba que, una fuerza superior le había detenido para salvar a la muchacha y aunque nunca había sido un creyente convencido, mas de una vez se sorprendió a si mismo elevando una plegaria por aquella desconocida.
Aquel horror sanguinolento, cubierto de suturas, vendas y yesos, conectada a tubos y transfusiones iba recuperando poco a poco su forma humana, a pesar del mal pronóstico que, en un primer momento hicieron los médicos.
Tenía una fisura en el cráneo, varias costillas, una pierna y los dos brazos fracturados, aparte de múltiples cortes en el rostro, hematomas por todo el cuerpo y la pérdida de sangre había sido muy importante.
Las enfermeras le contaron que la chica parecía extranjera, iba indocumentada, tenia marcas de ligaduras en brazos y piernas y había sido brutalmente golpeada hasta dejarla por muerta, la policía no había descubierto su identidad y nadie se había interesado por ella a pesar de los anuncios publicados.
Como era quien la había encontrado le dejaban verla a través de la ventana de la UCI y, cuando comenzó a recuperarse le permitieron permanecer a su lado en la habitación algunos minutos al día, aunque ella seguía inconsciente.

Transcurrió más de un mes y las fracturas y heridas iban cicatrizando lentamente mientras desparecían los hematomas y se podía adivinar un rostro angelical, casi infantil que era muy hermoso, a pesar de los cortes que se lo desfiguraban.
Un día abrió los ojos, unos ojos maravillosos, grandes y de un azul claro purísimo. Al ver un extraño a su lado, la primera reacción fue de temor pero el acarició suavemente su mano y le habló con ternura.
En los días posteriores, mas tranquila, articuló algunas palabras en una lengua que parecía eslava y después, con un gran esfuerzo se expresó en inglés, con dificultad.; Lo primero que dijo es “Me llamo Larissa”.
Poco a poco, con sus explicaciones y las investigaciones policiales se pudo reconstruir su historia.

Continuará...


5 comentarios:

María dijo...

Me reafirmo, es tremendamente bueno ¿habría alguna posibilidad de que engañes a tu amigo y me enviaras un correo antes de publicarlo con la totalidad? prometo que no le digo nada a nadie.

Besos

Fibonacci dijo...

me adhiero a Maria, es muy bueno tu amigo.
Un abrazo

scarlet2807 dijo...

María, no sé más que vosotros, me lo manda de a poco , y yo publico...
jajajajajajaj
Besitos, Scarlet2807

SalvaX dijo...

La verdad es que nos está intrigando a todos.
Nos tiene sobre ascuas.
¿Seguro que tu no has leído el relato completo?
Saludos a tu amigo y un beso muy grande para tí.

D'MARIE dijo...

Muy bueno tu amigo..insisto que algunas personas les es tan facil escribir que todo es magico en sus relatos!!Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...