LARISSA ( 9 )

Ninguna pudo dormir y cuando amaneció oyeron el motor de la furgoneta que se fue y volvió al poco tiempo.
A media mañana se abrió violentamente la puerta, se encendió la luz y entraron los 3 hombres, dos de ellos llevaban largos palos y el tercero los expedientes de las chicas.
Preguntaron si estaban de acuerdo pero ellas se rebelaron e intentaron agredirles, momento en el cual amenazaron con matarlas a golpes si no colaboraban y se estaban quietas.
Esto funciona así, dijo uno de ellos: Nosotros haremos una subasta entre los dueños de establecimientos que vendrán en unos días, ellos pujarán por vosotras y vendemos al mejor postor vuestro dossier.
Desde ese momento dependéis de él, cuando haya recuperado lo que pagó por vosotras, os devolverá los documentos y seréis libres de quedaros en el país o regresar.
Bien entendido que estaréis vigiladas por muchos tiempo y, en caso de ir a la policía, alguien se encargará de vosotras y de vuestros familiares. El de los expedientes nombró a dos chicas, las mas jóvenes, las mas humildes y vulnerables, a una le enseño la foto de sus dos hermanos pequeños dijo que sabía a que escuela iban y sus horarios y que, si ella no era “buena chica”, uno de estos días, algún conductor borracho les podía atropellar y darse a la fuga.

A la otra le enseñó una foto de su padre subido a un andamio, sabemos –dijo- que trabaja en los astilleros del Mar Negro y en estas industrias es muy fácil que ocurra un accidente, una grúa puede dejar caer una plancha de acero, por ejemplo….
Las dos pobres niñas, deshechas en lágrimas bajaron la cabeza y aceptaron seguir a los canallas al interior de la casa. El resto estaban horrorizadas y entonces el que parecía el jefe llamó aparte a Larissa que se había distinguido en sus protestas e insultos hacia aquellos bandidos.
Sin que le oyeran las otras chicas le dijo: Larissa, tu eres un caso especial, tenemos orden de no tocarte porque tu, además de muy guapa eres inteligente y tienes estudios. Por recomendación de nuestra jefa, estás destinada a un hotel de lujo que tiene un casino., un sitio lujoso y muy caro. Tus clientes serán hombres adinerados, corteses, amables y muy ricos. Además de pagar mucho por tu compañía, te darán buenas propinas y en menos de 6 meses habrás saldado la deuda.
A partir de ese momento, te ofrecemos convertirte en nuestra empleada, coordinando las remesas de chicas en este país o en origen, un trabajo muy bien pagado.
Ella intentó expresar el asco que le producía la propuesta pero el hombre levantó la mano y dijo: En 4 o 5 días, vendrá el dueño del casino a verte, tienes que ser muy amable porque siempre “prueba la mercancía y solo quiere primera calidad” así que pasarás una noche con él y, si le gustas, todo lo que te he dicho se hará realidad. ¡Piénsalo!
Quedó anonadada mientras los tipos depositaban los restos de su cena en el banco y volvían a cerrar la puerta.
Las 6 chicas restantes estaban destrozadas y aquella noche oyeron mucho ruido en el comedor, aroma de alimentos muy agradables, música alegre, conversaciones divertidas entre los hombres y, de cuando en cuando la voz tímida de las dos chicas. Al parecer, les hicieron beber bastante y, posiblemente, les suministraron alguna droga.
Mas tarde percibieron los gritos de dolor y el llanto de las desdichadas que fueron violadas y sufrieron toda clase de abusos imaginables mientras aquellos energúmenos les decían: ¡Deberías estar agradecida por el favor, no te quejes que te estamos dando “Formación Profesional” para que aprendas bien tu nuevo oficio!
Las chicas restantes golpeaban la puerta impotentes mientras su llanto se unía a las dos desgraciadas.
Al día siguiente se repitió la escena y otras dos chicas, bajo amenazas, fueron obligadas a pasar el mismo calvario.
El tercer día solo una chica fue llamada porque Larissa no tenía familiares y las otras dos restantes tenían pareja sentimental, pero lo habían ocultado por lo que la mafia no conocía sus datos, aunque temían que pudieran averiguarlo si intentaban ponerse en contacto.
El cuarto día los tipos se impacientaban porque estaba próxima la llegada de los compradores para ver y “probar el género” en las habitaciones de arriba, antes de la degradante “subasta humana” con la que abastecerían sus repugnantes negocios.
Continuará...

8 comentarios:

María dijo...

A esta gente que se dedica a la trata de blancas le debería caer encima todo el peso de la ley. No siempre es así, hay demasiada impunidad y demasiadas vidas jóvenes destrozadas.

Besos, para ambos

SalvaX dijo...

Tremenda historia que, por otra parte, es muy posible que sea cierta.
La explotación sexual de seres humanos es uno de los peores delitos porque destroza completamente la vida de sus víctimas al anular su inteligencia y voluntad para valorar únicamente su físico mientras mantiene su atractivo.
En muchos casos los explotadores convierten en drogadictos a sus víctimas para asegurarse su obediencia y su dependencia total.
Acaban siendo "zombis" infrahumanos, solo "pedazos de carne de alquiler" sin otro futuro que la miseria, la enfermedad, o la sobredosis...
Terrible, pero muy cierto

Mega009 dijo...

Estremecedor relato, he seguido cada capítulo y engancha, tengo la sospecha que Larissa algo hará por ell y las otras chicas, en final "feliz" impera.

Triste realidad tanto de los actos deshonestos e inhumanos, como de la ignorancia de las víctimas.

Gracias...beso.

scarlet2807 dijo...

Disculpa que no te había comentado, pero tú sabes como te admiro, y cúanto me gusta como escribes....
Yo al igual que los demás espero ansiosa el desenlace.
No un beso, Tres, Scarlet2807

Alejandro dijo...

Me temo el desarrollo y el desenlace pero, al igual que con el maltrato, es un tema que hay que denunciar.

Un saludo

Carmen dijo...

Coincido en que hay que denunciar. Me gusta que se haga también desde aquí.

Un beso

Fibonacci dijo...

Me reafirmo en lo dicho anteriormente, eres muy bueno escribiendo.
Un abrazo

D'MARIE dijo...

Que decir de tu historia ,que nohalla dicho antes=¿,Creo que cada dia trasmites mucho mas, tu talento..
Besiss