LARISSA ( 10 )

Después de intentar por todas las formas que las tres chicas cedieran durante dos días más, en los que las amenazaron y dejaron sin alimentos, decidieron eliminar la “mercancía no aprovechable” y, de paso, dar una lección a sus cautivas.
Llevaron a la prisión una vieja silla y un bidón de hierro abierto y lleno de leña en el que hicieron una hoguera. Dos tipos agarraron a Larissa bruscamente, golpeando a las otras dos chicas que intentaban defenderla y echándolas al suelo y la colocaron el la silla atándola de pies y manos frente al fuego y llamaron a las chicas ya “domesticadas” para que fueran testigos de lo que iba a suceder.
Volvieron a ofrecer a Larissa un “trabajo” que ella rechazó y entonces trajeron su maleta y empezaron a quemar todas sus pertenencias, las fotos de sus padres, la condecoración militar, sus documentos y por fin, después de intentar convencerla de nuevo, su pasaporte.
Ahora, dijeron, no eres nadie, no tienes derecho a existir, si salieras a la calle te detendrían y te pudrirías en la cárcel, solo eres un bonito animal de compañía y o te sometes a nuestras órdenes de por vida o vas a morir de forma muy poco agradable.
Larissa había asumido que no saldría viva de allí, pero, prefería mil veces la muerte real que la muerte en vida que representaría ceder a los planes de sus captores, así que volvió a negarse.
Uno de los tipos se acercó y con una navaja le hizo un profundo corte en un lado de la cara y, rápidamente otro en el otro lado. Los gritos de dolor de la desdichada y de las chicas resonaron en todo el recinto.

El que llevaba la voz cantante le dijo entonces: “Es una lástima, ya no sirves para lo que te trajimos”, ya no eres “género de primera calidad”, pero tienes un hermoso cuerpo y aún puedes dar placer a muchos desgraciados en un bar de carretera; Eso o la muerte.
Se hizo un silencio sepulcral, los cortes sangraban abundantemente y el dolor le arrancó abundantes lágrimas, pero se mantuvo firme. Las otras intentaban convencerla para evitar lo que se estaban temiendo, pero no cedió. Uno de los tipos descargó un fuerte golpe con un palo sobre su pierna izquierda fracturándola por arriba de la rodilla con un sonido espeluznante como el grito desgarrador que salió de su garganta, el segundo golpe fue por debajo de la rodilla y la pierna quedó destrozada pero ella no llegó a sentirlo, el shock le hizo perder el conocimiento.
Los tipos advirtieron a las chicas de que debían recordar aquello y contarlo a todas las otras reclutadas que conocieran mas adelante en los locales de trabajo porque era el tratamiento reservado a las rebeldes.
A continuación, se ensañaron con la pobre chica golpeando sus brazos y su tórax. No gritaba, no lloraba, estaba sumida en un profundo desvanecimiento mientras su bonito cuerpo era machacado sistemáticamente.
Las chicas, aterrorizadas mantenían un espeso silencio y solo se oían los macabros golpes de los palos sobre aquel amasijo inerte y sanguinolento. Cuando la dieron por muerta la desligaron, retiraron todas sus ropas y alguna pequeña joya de su madre que conservaba, la envolvieron en una sábana y la sacaron de la habitación.
“Vamos a tirarla al mar desde la roca mas alta”, dijeron, “Nunca la encontrarán, ha desaparecido como desapareceréis vosotras si es necesario, ¡Pensad bien antes de desobedecer”, amenazaron antes de encerrarlas de nuevo.
Continuará...

10 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Muy duro, fuertísimo...
Pero impecablemente escrito, realmente eres muy bueno.
Espero pronto el desnlace.

Un beso, Scarlet2807

María dijo...

Estremecedor pero cierto, ojalá consiguiéramos erradicar estas prácticas.

Besos, para ambos

Carmen dijo...

Suscribo lo dicho anteriormente.

Besos

Mayte® dijo...

Voy a tener que rebobinar y ponerme al dia con esta historia.

Gracias por compartirla

*Inesperada* dijo...

Muy bien narrado, con todo lujo de detalles.
He temido, he vibrado y pareciera que estaba ahí mismo.
Trasmite mucho este relato, digno de las mejores novelas de Agatha Christie.
Gracias, siempre.

BONBOM dijo...

Madre mia, que fuerte, es como si estubiese viendolo en directo, no se que puedo decir, que es buenisimo, ya lo estamos viendo capitulo a capitulo......
Un besazo

Fibonacci dijo...

Sin comentario, pero eres muy bueno narrando.
Un abrazote

SalvaX dijo...

Terrible, solo pensar en una cosa así produce un sensación de rabia y de impotencia muy desagradable.

wppa. dijo...

Fuertisima historia , me hace extremecer , cada vez que la leo.
Triste, muy triste ,la vida de esas jovenes que se ven capatadas ,por redes asi.
Impresionante Scarlet,
Un beso
wppa.

Mega009 dijo...

Scarlet... muy buena la descripción y narrativa el tema ufff de tristeza total, pienso hasta donde puede llegar el ser "humano", en su afan de poder??!!
Terrible!!!

Gracias Scarlet...besos