17 de julio de 2010

Envidia

Define la RAE como envidia:

1. Tristeza o pesar del bien ajeno.

2. Emulación, deseo de algo que no se posee.

Un día escribí en verso sobre la envidia como pecado capital pero, hoy, me apetece reflexionar sobre ello y dejarme la poesía aparte y lo voy a hacer con unas cuantas frases célebres y, a continuación, mi opinión al respecto.

Decía Quevedo que "La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come" y, a mi juicio, tenía razón. Porque el envidioso se convierte en un ser tan detestable que, a poco que pueda, se transforma en el perro del hortelano, ni come ni deja comer, se amarga la vida a sí mismo y se la intenta amargar al envidiado, a quien, dependiendo de su fortaleza, le afecta o no. A mí, en particular, jamás me afectó, tengo una suerte enorme con eso, a mí me va la frase esa de "en lugar de criticarme, intenta superarme".

Sir Francis Bacon dijo que "La envidia es el gusano roedor del mérito y de la gloria". Y hay que ver qué acertado estuvo, el envidioso siempre trata de minimizar los logros o la capacidad del envidiado, ¿cuantas vemos hemos visto aquello de: "pues si tu hijo tiene tan buenas notas será porque ha copiado" o "a saber si fulanito no debe ese coche estupendo que tiene o a quién le habrá robado para comprarlo"?. Porque el envidioso juzga y prejuzga, no se para a pensar que el niño es muy inteligente o estudioso o si fulanito ha trabajado como un burro y el coche se lo ha comprado con su dinero porque, simplemente, te ha dado la gana.

George Herbert decía que "La indignación moral no es más que la envidia con aureola". Y, mira tú por donde, también tenía razón. Esto yo se lo aplicaría a una situación amorosa, por ejemplo, uno de esos casos en los que un amigo le dice a otro: "oye, que la mujer a la que quieres tiene un pasado un poco turbio y a mí me parece que no está a tu altura, ¿tú no sabías nada?, me siento indignado por si te puede afectar, etc." y se va el tío convencido de que lo ha engañado y al mismo tiempo pensando: "ojalá se la deje y así voy yo y la consuelo".

La envidia, como dijo Napoleón, no es más que una declaración de inferioridad porque la tienen los que no pueden conseguir lo que tiene el envidiado. La envidia es un querer y no poder, es querer hacer daño a la persona que envidias porque no tienes la capacidad de ser como ella, es contar mentiras y criticar al envidiado por si acaso, con el único fin de hacerle daño y para que se aguante porque tú no le llegas ni a la suela del zapato y es, para desgracia del envidioso, una forma encubierta de admirar al envidiado, eso es envidia.

Y, por último, la envidia es el deseo doloroso que experimentas al ver que alguien posee algo que quieres y que anhelas para ti. Yo tengo envidia, lo confieso, envidio la salud que otros tienen y yo no porque, en definitiva, tener salud es lo único que importa, lo demás viene solo, con trabajo, con esfuerzo, con tu forma de ser y con tu actitud ante la vida, todo se puede conseguir, desde lo material hasta el amor.

12 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Tan acertada como todas tus reflecciones María.
Para mi gusto , la envidia es uno de los peores defectos del ser humano, porque es " caldo de cultivo" para los otros.
Es generalmente patrimonio de la gente mediocre, que no son capaces de encontrar en si mismos, los motivos de sus fracasos, suelen mirar al lado para culpar a los que brillan, de su opacada vida...
Tú por ser una mujer estupenda, te debe haber afectado muchas veces en carne propia...
Realmente eres genial María, y yo te tengo envidia ( pero de la sana), envidio tu fortaleza.
Digo de la "sana", porque te deseo lo mejor del mundo.
Un besote , todo mi cariño y mi admiración, Scarlet2807

BONBOM dijo...

Maria cielo lo has bordao, no lo podias expresar mejor, y es cierto todo lo que dices, sabes?? cuando yo empecé a engordar mucho por medio de las hormonas y corticoides que tube que tomar, mucha gente me decia ! uy no tienes miedo que tu marido te deje" y yo solo hacia que llorar, tenia mucho miedo, eso tambien es una manera de envidiar la felicidad de otras personas, y te atacan porque te ven vulnerable, bueno ya me voy por LOS CERROS DE UBEDA, un articulo estupendo, un beso enorme guapa

Manases dijo...

Eres inteligente, atractiva, competente, respetable, amable y estas en buena forma física, además de que debes de estar muy buena a ver quien se atreve a decir lo contrario…. Besos María.

wppa. dijo...

Despues de aquellos que ocupan los primeros puestos , no conozco a nadie mas desgraciado como quien los envidia .
Madame de Maintenon.
Bonita exposicion de la envidia , creo que es el mal mundial , y ademàs sin vacuna ni antidoto conocido.
Un beso
wppa,

María dijo...

Dios mío cuanto me queréis, si lo llego a saber escribo antes de esto que no puedo con el subidón de ego que tengo. Gracias a todos.

Muackssssssssssss

Alejandro dijo...

Si lo has escrito a título personal francamente no me extraña que te envidien por como escribes. Sea como sea, muy buena reflexión y buen desarrollo del tema.

Un saludo

Madeira dijo...

María, no era Unamuno el que decía que era el mal nacional de España?. Si toda esa energía negativa la aplicase en envidioso en desarrollarse a sí mismo, mucho mejor le iría.
Me ha gustado mucho lo que has escrito y, para mí, la salud es la prioridad máxima.

Carmen dijo...

Nuestra envidia dura más que la dicha de los que envidiamos, decía La Rochefaucould, con gran razón sin lugar a dudas.

Un beso

LIA50 dijo...

María, pienso que es unos de los peores defectos que pueda tener una persona, no son felices ellos no dejan ser felices a los demás muchas veces...Un abrazo a la distancia Lía.

Fibonacci dijo...

como siempre muy acertada en tus cosas maría, un besote casto

*Inesperada* dijo...

No añado nada más, María.
Cuando sientes la envidia en tus carnes, sin haber hecho nada es muy duro.
Precioso tema, como todos los que nos traes.
Muy bien relatado y me asombras cada día.
Tu capacidad escritora va "in crescendo".
Gracias siempre.

D'MARIE dijo...

Conmueve el relato,cuando se trata de un tema tan penoso,como la envidia.Si se instala,.te corroe el alma...Muy bueno
Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...