UN DIA.-


Un día cualquiera, una ciudad cualquiera..., todas
tienen indigentes.

Unos de esos días cualquiera, en un paseo por las
calles de mi ciudad..., de esas calles que invitan al
silencio, a la contemplación, a perderte. Me detuve
bajo la sombra de un árbol, una persona llamó mi
atención, un indigente......, lo miraba, me hizo pensar,
meditar, miraba su rostro queriendo adivinar sus
pensamientos. ¿Este hombre también trabajó, también
tiene su pedazo de historia ? ¿y quién sabe si un día
pensó, para qué vivo, vivo para no perder.? Debería
saber que la vida solo se acaba cuando se deja de vivir.

Su mirada, una mirada de carencia, penetrante, vacía

triste, siempre mirando al vacío, divagando en su interior
y sin ver a su alrededor.

Estos hombre y mujeres, siempre llevan su casa a consigo,
sí, ese carro de cualquier super..., llenos de pan, cartones,
revistas, cacharros y toda clase de chatarras, todo producto
de urgár por los containers de la ciudad.

Al cabo de un tiempo se levanta, silencioso, siempre sigiloso.
con su carro empieza un lento caminar, quizás para buscar
el mejor banco del parque o el mejor portal, o el mejor rincón
de la ciudad para pasar la noche.

Yo también me tengo que marchar, voy a escribir estas letras
que se las dedico a él y a todas aquellas personas, que como él,
viven con su casa a cuestas, sin esperanza, sin fe, sin nada, ni
siquiera una sonrisa.


9 comentarios:

BONBOM dijo...

Rosso amigo mio, me has hecho reflexionar, lo he leido un par de veces a ver por donde podia comentar, sin sentir dolor pero no puedo porqué una vez hace algún tiempo una persona muy amada por mi también dormia en los bancos de los parques.......
gracias en nombre de esas personas, por dedicarles estas letras tuyas, con tanto respeto como tú sabes hacer tanbien.
un beso amigo

María dijo...

Uffff, no sé qué decir, sólo que estamos tan acostumbrados a verlo que casi nos volvemos insensibles, pensamos que no mirando o no pensando en ello deja de existir y no es así, desgraciadamente cada vez es una realidad más presente.

Besos

Anónimo dijo...

Rosso gracias por traerlos aquí. Gracias por recordarnos que son seres humanos que por deconocidas razones perdieron el control de su propia vida.
Un abrazo
Madeira

Mayte® dijo...

Se ha convertido en algo tan cotidiano que nos hemos deshumanizado. Ahora cuando paseamos si vemos un indigente es igual que si viéramos un trozo de papel mojado, no nos dice nada.

Gracias Rosso. Muy bueno tu aporte.

Besos

LIA50 dijo...

Rosso, quizás si nos empezarámos a cuestionar mas seguido éstas cosas que vemos, algún día podríamos comenzar a cambiarlas, no lo sé, pero esto cada día se ve mas frecuentemente. Besos Lía.

D'MARIE dijo...

La gente esta enloqueciendo,por carencias afectivas y eso nos distrae muchisimo...Sino alcanzamos el amor y lo reteenemos.Los cartones y carros,los llevaremos en nuestra alma indigente..Muy bueno Rosso,como siempre das en el punto real..
Besiss

scarlet2807 dijo...

Rosso, éstos temas son mi "debilidad", te prometo que yo muchas veces me he formulado las mismas preguntas que tú, que los llevó a ése destino, me conmueve mucho sus miradas vacías, y sin el brillo de la ilusión...
En fin amigo, me has dejado triste, pero es bueno traer la realidad al blog,te felicito...

Un beso, Scarlet2807

Miranda dijo...

Rosss:

Tus publicaciones generalmente nos hacen reflexionar, gracias por recordarnos que existen esos seres humanos y, sobre todo, que no debemos ser insensibles ante su presencia.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

Carmen dijo...

Vaya forma la tuya de hacer reflexionar, te aseguro que no dejas indiferente.

Un beso