Cuando todo era fácil

Hoy pienso en que cuando todo era fácil yo era una niña. No había que tomar decisiones importantes o difíciles, con la única enfermedad que hubo que luchar fue contra algún resfriado o el sarampión, no importaba que algo fuera caro o no porque desconocía el valor del dinero y, lo mejor de cuando todo era fácil es que, si había una decisión difícil que tomar, la tomaban por ti.

No hacía falta elegir qué ropa ponerte durante la semana porque tenías que ponerte el uniforme del colegio. Elegir el bocadillo para llevarte era fácil, tan sólo decirle a mi madre lo que me apetecía y ella me lo preparaba.

Cuando todo era fácil no había cinco ordenadores en casa como ahora pero no importaba porque ni los conocía ni los necesitaba, me bastaban unos lápices y unos cuantos colores y rotuladores, tampoco muchos porque entonces se cuidaban las cosas y se valoraban más que ahora y, cuando mi mente volaba, yo dibujaba o escribía minuciosamente con ellos y me aislaba del mundo y me sentía feliz.

Una de mis decisiones más difíciles era si esa noche me acostaba con un libro o con un cuento o, quizás, con qué cuento.

Con la televisión pasaba igual, sólo había una cadena y en blanco y negro, con interferencias a veces pero era entrañable. Si no recuerdo mal sólo había una película los sábados por la tarde, cuantas películas del oeste recuerdo haber visto sentada en un sillón que arrimaba a la mesa camilla y me tapaba con sus faldas. Tan fácil como no poder elegir porque no había dónde.

Y, sobre todo, cuando todo era fácil tenía a mi padre para besarle, para que me protegiera, para que me mimara y mil cosas más y también tenía a mi madre, quien, a diferencia de ahora, aún sabía quién era yo, qué fácil era todo entonces.

8 comentarios:

scarlet2807 dijo...

María , preciosa, que bién has descrito tiempos pasados, que a mi me parecen también los más bellos.
Me has traído mucha nostalgia...
Te quiero amiga, besos, Scarlet2807

BONBOM dijo...

Si Maria, que facil era todo , aunque mi vida fué un poco diferente, mi padre murio a los cuarenta y dos años, y cuando tenia trece ya tenia dos operaciones grabes en mi cuerpo, mi madre enferma y me deje los estudios para ponerme a trabajar, porque mis tres hermanos ya se habian casado, pero te aseguro, que aún así mi vida erá mucho más facíl que ahora,
como siempre tú escrito es genial.
Muchos besos

wppa. dijo...

Realmente Maria , antes aunque se careciera de muchas de las cosas de hoy en dia ,las cosas eran sencillas.
Yo tambien recuerdos ese televisor en blanco y negro los Chiripitiflautiscos , y esas corridas de toros ,donde se reunian los vecinos,en donde la tele era una novedad.
Los cuidados , y la protepcion de los padres ...En fin tantas cosas..
Realmente , todo era màs facil..
Un beso
wppa.

Miranda dijo...

María:

Que tiempos aquellos. Si me dieran a elegir entre dinero y tranquilidad, optaría por ser la mujer más pobre del mundo.

Gracias por tu artículo.

Besitosss.

LIA50 dijo...

María, que bonito escribes...Besos Lía.

Carmen dijo...

Tienes razón María, en un tiempo todo fue fácil. Como siempre, muy acertada y muy bien narrado.

Un beso

Fibonacci dijo...

Miramos con añoranzas tiempos pasados y no nos acordamos de las dificultades pasadas, ahora pasa lo mismo.
Aunque pretendamos añorar, lo mejor es el dia a dia y dentro de unos años, nos acordaremos de este tiempo y lo añoraremos, así es la vida, porque no sabemos vivir lo que tenemos en el dia a dia.
Un besote casto

D'MARIE dijo...

Maria,emotivo tu escrito,esa sensacion de nostalgia se acerco a mi corazon...Precioso,,
Besis