Ghostwriter

Ghostwriter (escritor fantasma) es como llaman los anglosajones a los "negros literarios", expresión de origen francés (nègre).

Negro, literariamente hablando, es el que escribe de forma anónima y remunerada para lucimiento de un escritor, generalmente famoso, quien pone la firma y se lleva la gloria, es el creativo en la sombra que jamás será reconocido ni laureado, el que le vende o presta cerebro e ideas al que ha tenido la suerte de ser conocido o de que le publiquen algo.

La figura del negro surgió en el siglo XIX, con la producción en masa de folletines, aunque hay ciertas sospechas de que escritores como Shakespeare ya lo utilizaban. Se dice que gran parte de la producción literaria de Isaac Asimov , Saint-Exupery y Víctor Hugo fue escrita por negros, la famosa Colette fue utilizada por su marido, quien la obligaba a escribir y luego se cubría de gloria hasta que ella se separó y se emancipó de él en todos los sentidos. Pero, sin duda, el mayor "negrero" de la historia (o al menos el mayor reconocido) fue Alejandro Dumas padre.

El autor de "Los 3 mosqueteros" y "El Conde de Montecristo", por citar dos de sus más conocidas obras, publicó con su firma nada más y nada menos que 10 obras de teatro y casi 300 novelas y cuentos (siendo solamente 18 las que entran en la categoría de relatos cortos), por lo tanto, teniendo en cuenta que falleció a los 68 años y sus numerosos y largos viajes al extranjero (15 en concreto, como tantas fueron sus novelas con sus impresiones de viaje) parece bastante plausible la idea de que utilizara la ayuda de no uno sino hasta varios negros.

Como caso más recientes citaré el escándalo que se suscitó con Cela y su libro "La cruz de San Andrés", cuyo presunto "negro" parece ser que plagió sin consultarle el libro "Carmen, Carmiña, Carmela", de Carmen Formoso, el asunto está sub judice todavía y la reclamación judicial se hizo por plagio.

5 comentarios:

Madeira dijo...

María, interesante y muy bien explicado. También en pintura y en escultura -más en tiempos pasados que ahora- se utilizaban ayudantes que hacían la mayor parte del trabajo y los "maestros" se centraban en puntos concretos: caras, manos..
Me ha gustado mucho. Oye tú eres el Espasa hecha persona..
Un besito

BONBOM dijo...

Maria muy bien explicado, la verdad es que como se suele decir "quien tiene padrinos de bautiza", suscribo lo que dice Madeira hay algo que no sepas???
besazos

*Inesperada* dijo...

María de las sorpresas, desconocía ésto que nos cuentas.
Sabes tanto de tantas cosas, que me maravillan tus capacidades, lo sabes.
¡Te agradezco tanto como enseñas!.
Con un arte que embellece estas tardes blogueras, de tu pluma y con tu ingenio.
Gracias, siempre.

scarlet2807 dijo...

María , eres increible.
Cada día te admiro más, eres culta, encantadora, y formidable escribiendo en el tema que sea...
un beso, Scarlet2807

Fibonacci dijo...

felicidades maria, ¡quien no tiene un negro? hasta yo lo tengo,no se trata de uno fisicamente, pero sí este medio del ggogle que hace las veces de él cuando queremos acelerar en recordar algo en tiempos pasados que nos nos llega a la mente en ese momento.
Y nos ayuda de una manera u otra.
Un besote