22 de noviembre de 2010

La loba de Pennautier

A Orbrie o Etiennette de Cabaret, esposa de Jordán de Cabaret quien, recordemos, falleció en 1.228 en la prisión de Toulouse acusado de defender a los Cátaros, la apodaban "La Loba de Pennautier". Existen dos teorías al respecto, una de ellas que era hija de Raimón de Pennautier, a quien llamaban "El Lobo" y la otra es que era lo que por aquí llamamos una "Loba", sexualmente hablando, y que uno de sus amantes se disfrazaba de lobo para ir a visitarla.

Cuentan las crónicas que "La Loba" era una mujer muy hermosa y amante de las fiestas y que el castillo de Cabaret, del que era señor su cuñado, fue escenario de grandes fastos en la primera década del siglo XII, antes de que se vieran obligados a luchar con los cruzados por defender a los Cátaros.

Entre los amantes, llamémosle documentados u oficiales, que tuvo "La Loba", se encontraban nobles, como Bertrand de Saissac, Aimery de Montréal y Raymond Roger de Foix (Conde de Foix y hermano de Esclarmonde, cuya historia también es muy interesante), Pierre-Roger de Mirepoix (quien encabezó la matanza de los inquisidores de Avignonet, hecho que dio lugar al asalto de Montségur y la aniquilación de los Cátaros que no consiguieron huir en la región) y un trovador, Peyre Vidal, del que se cuenta que es el que se disfrazaba de lobo y que, supuestamente, le dedicó un poema, del que reproduzco el siguiente fragmento:

"Et ab joi li er mos treus
Entre gel e vent e neus.
La Loba ditz que seus so,
Et a.n be dreg e razo, y voto a
Que, per ma fe, melhs sui seus
Que no sui d'autrui ni meus.

Voy hacia ella con alegría
surcando el viento y la nieve.
La Loba dice que soy suyo
Dios que está en lo cierto:
le pertenezco más que
a nadie, más que a mí mismo".

Aunque se decía que "La Loba" era bastante "cariñosa" y no le hacía muchos ascos a ningún hombre, se puede decir que el grueso de sus afectos extramatrimoniales se lo llevaba el Conde de Foix, de quién parece ser que tuvo varios hijos que ella atribuía a Jordán, su marido. Como en aquel momento no existía lo de las pruebas de ADN no se le podía probar nada y, además, ella estaba decidida a conseguir para sus hijos la herencia de su marido.

Finalmente no pudo conseguirlo porque Jordán, al cabo de los años, se dio por aludido y la repudió y se casó con Mabilia.

7 comentarios:

Scarlet2807 dijo...

María, me encantan éstos trocitos de historia que nos traes con tu manera tan peculiar y simpática que tienes de narrar...
Gracias por compartirlos.

Un besote, Scarlet2807

Rosa Mª dijo...

Muchísimas gracias María, por traernos tan bonita historia, ya que soy una ignorante y me gusta la forma en que lo haces. Nunca me arrepentiré de aprender.
Muchos besos. Rosa.

Mayte® dijo...

Esos trocitos de historia a mi me ayudan a cultivarme cómo los tomates.

Sin algunos escritos vuestros me perdería muchas cosas.

Besitos María

¡Gracias!

wpaa dijo...

Como me gusta leerte Maria , con cada escrito se aprede algo nuevo , ademas tu manera de escribirlo resulta de lo màs ameno.
Un beso
wpaa.

Manases dijo...

Bella historia la que nos traes María, y es que algunas mujeres tienen un corazón tan grande que les cabe todo….besos

Anónimo dijo...

Quiero felicitarte y mucho por tus escritos, de veras que me apasionan.
Un beso
enmatojado

Alejandro dijo...

Es muy interesante esta especie de serie que habéis iniciado.

Un saludo

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...