12 de noviembre de 2010

Sabor de otoño

Tienes, mi amor, sabor y olor de otoño
que me saben a nuevos y a distintos
a pesar de ser harto conocidos
son sabores que vuelven cada año

pero que en ti son siempre como estreno
en tu piel el olor de los limones
me hace brotar un mundo de emociones
noto en tus ojos brillo de un buen vino

en tu lengua el sabor de la canela
en tu tacto lo untuoso de la miel
en tus labios dulzor de mandarina

siento calor de hogar con tus abrazos
de aromas de castañas al asarlas
y bizcochos con nueces recién hechos

10 comentarios:

Mati® dijo...

Maravilloso, María

Día a día te leo y, día a día me asombras.

Un abrazo enorme

Kosmisch dijo...

Hermoso el escrito!

Que rico es el amor no?

Saludos a todos!

Kosmisch

http://pensamientosenelahora.blogspot.com/

Manases dijo...

Ya no se me ocurren más calificativos para poder expresar como escribes. eres capaz de condensar la poesía en pocas palabras y hacernos imaginar , es como un bote a presión que si lo agitas y estalla en múltiples pensamientos……Besos

Anónimo dijo...

Muy bonito María,felicidades.
un beso
enmatojado

Salva X dijo...

Me encanta el otoño y ¡con esos ingredientes....!

Madrigal dijo...

Gracias por reivindicar tan bellamente, color, sabor y olor del otoño siquiera sea como marco de la añoranza más profunda de un amor.
La veteranía no tiene el vigor esplendoroso de la juventud pero tiene esos sabores,aromas y colores que invitan a calificarla de entrañable. Fue un acierto del que calificó como muy deseable
vino añejo para beber, leña vieja para quemar y viejos amigos para charlar.

wpaa. dijo...

Una belleza , hasta el frio otoño lo conviertes en calido.
Un beso
wpaa.

Rosa Mª dijo...

Te felicito María, por tan hermoso escrito. No tengo mas que agradecerte que hayas compartido con nosotros tan hermoso poema.
Con todo cariño, Rosa.

D'MARIE dijo...

Precioso ,romantico.!!.¿que mas?..Besiss

BONBOM dijo...

María como siempre maravilloso, que bonito escribes, como me gusta leerte, escribas prosa o poesia siempre es un placer.

Besos

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...