14 de noviembre de 2010

ACEPTACION

No aceptes mis palabras,

cuando la realidad es que no;

no me digas cosas bellas,

cuando no está en el pensamiento.

No te acerques a mi lado,

por pena o compasión;

acércate siempre que quieras,

aceptándome como soy.

No me juzgues sin conocerme,

porque perfecta no soy,

mas defectos que virtudes tengo,

y con esta realidad voy.

No te fijes en cómo me encuentro,

porque me encuentro en mi interior,

y ahí tu mirada no llega,

porque apenas llego ni yo.

No esperes de mí grandes cosas,

porque humilde persona soy,

tan sólo sinceridad y cariño,

es lo que de verdad doy.

Y si te gusta mi compañía,

yo... yo te la doy;

ahora está en tí si quieres,

abrirle o no tu corazón.

Autora: Rosa Mª

5 comentarios:

Mati® dijo...

La gente aprende a quererte por tu humanidad, Rosa.

Cierto es que a ti misma te valoras poco pero, eres divina animando a los demás. Tienes una calidad humana impresionante y eso, es lo que me vale.

cada día se te quiere más niña, falta solamente que aprendas a quererte tu.

Besitos desde el alma

María-Murcia dijo...

Tú no das pena, Rosa, no lo olvides, tú lo de das es sana envidia por lo maravillosamente que escribes.

Besos

Scarlet2807 dijo...

Rosita no creo que la gente se acerque a tí por pena, eres increiblennte acogedora y tierna, doy fé de ello.
¿Cuándo me acerqué y confié en tí , yo muy dolida? ¿quién consoló a quién?.Solo te diré eso...
Eres una persona maravillosamente cálida y te quiero muchísimo.
Un abrazo y un beso, Scarlet2807

Salva X dijo...

¡Ves co mo escribes muy bién! Eres genial y vales muchísimo mas de lo que tu consideras.
Seguro que ahora, despues de escribir esto te encuentras mejor.
Escribe amiga mía, escribe mucho porque es la mejor terapia para el desamor y la tristeza.
¡Felicitaciones por tu iniciativa!
¡Todos estamos esperando tus noticias!
Uno de estos días nos escribes que has salido al cine, a un restaurante, a pasear...

BONBOM dijo...

Rosa es un placer leerte, nadie se acerca a ti por pena, sino por lo maravillosa que eres.

Besos

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...