14 de noviembre de 2010

No me averguences más...

No me avergüences más con tu mirada
No vengo a mendigar
Solo me he detenido unos instantes
A descansar cerca de tu jardín.
Ni he cortado una rosa,
Ni he cogido una fruta,
Ni he cruzado la cerca.
Me limité a sentarme humildemente
Cerca de tu jardín.

Mis pies están cansados,
La lluvia me ha calado hasta los huesos
El cierzo frío me golpea la cara.
No me avergüences más con tu mirada.

¿Qué has pensado de mi?
¿A quien otro esperabas a tu puerta?
Ha dejado un momento de llover
Y se hace tarde. Me voy, sí.
Ni he cortado tus rosas,
Ni he cogido una fruta,
Ni he cogido una fruta,
Ni he cruzado la cerca.

Sólo he intentado descansar a tu lado unos minutos.
Ahí se queda la piedra en que estuve sentado
Y las ramas del árbol que me dieron cobijo.
Puedes cerrar tu puerta, que anochece.
Yo sigo mi camino; el día muere.

5 comentarios:

Scarlet2807 dijo...

Que bello escribes poemas Madrigal, aunque este es un poco triste, pero precioso!!!!
Un beso, Scarlet2807

Rosa Mª dijo...

Madriga, tu poema está lleno de garra, de tristeza, de mucha sensibilidad y emoción.
Te doy la enhorabuena por tus buenos escritos y espero que pronto pase la tormenta.
Con todo mi cariño, Rosa.

Carmen dijo...

Desde luego que tiene garra, lo interpreto como un reproche, como si alguien hubiera malinterpretado alguna intención.

Un beso

wpaa. dijo...

Precioso,pero triste, enfoca una gran decepciòn hacia la persona amada de la que se espera algo màs que una mirada de desprecio.
Pero sabes que te digo??? que ella se lo pierde .
Un beso
wpaa.

Salva X dijo...

Los sentimientos no correspondidos o mal interpretados hacen sufir mucho.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...