16 de noviembre de 2010

Terribilis est locus iste

He leído mucho de los Templarios, de los Merovingios y de los Cátaros, son unos temas que me interesan y de los que hay montones de versiones, datos históricos y otros novelados, recuerdo incluso un libro de cuyo título no me acuerdo, (¡cómo no!, he pasado casi una hora buscándolo y no he conseguido encontrarlo, pero seguro que mañana me lo topo en la primera estantería que mire buscando cualquier otro título), que vinculaba a Nostradamus con los Cátaros.

Según cuenta Luis Melero, en su libro "Cátaros, la libertad aniquilada", en la Iglesia de Sainte-Madeleine, de Rennes-le-Château, situada en el Languedoc (Francia), habría escondido un secreto que haría "tambalearse" los cimientos de la doctrina cristiana y anularía sus fundamentos dogmáticos. Si desarrollara el tema completo esto sería interminable, así que me voy a limitar a resumir la historia de un período de esa Iglesia.

En el año 1.885, fue nombrado cura de esa Iglesia François Berenguer Sauniére y, cuando llegó a tomar posesión de su cargo, hizo tres cosas, la primera quedarse de piedra ante el estado casi ruinoso de la Iglesia, la segunda asombrarse y escandalizarse porque la pila bautismal estaba y está sostenida sobre una escultura de Satanás y la tercera, como era costumbre, se buscó una joven de la zona, llamada Marie Denarnaud, como ama de llaves.

La Iglesia era tan pobre que Berenguer se veía obligado a cazar y pescar por la zona para que ambos pudieran comer pero su suerte cambió un día en 1.892 cuando decidió restaurar el Altar Mayor que se caía a pedazos, según unas fuentes con un poco de dinero que había dejado su predecesor para el mantenimiento de la Iglesia o, según otras fuentes, con la cantidad de 518 francos donados por la condesa de Chambord.

Ocultos en un pilar de ese altar, encontró Berenguer unos pergaminos aparentemente inocentes pero que tenían la peculiaridad de contener dibujos aparte de escritura. Obtuvo permiso de su superior para viajar a París con los pergaminos y los entregó al director del entonces seminario de Saint-Sulpice (cuyo obelisco se hizo famoso gracias al Código Da Vinci). Nadie sabe exactamente qué consiguió Berenguer con o gracias a los manuscritos pero el caso es que, tanto él como su ama de llaves, se hicieron increíblemente ricos e hicieron restaurar la Iglesia hasta convertirla en lo que es hoy en día.

Existe también la creencia de que, durante las obras de restauración, encontró un gran tesoro ¿era parte del tesoro de los Templarios?. Cierto o no, lo que sí ocurrió es que el dinero no paraba de fluir y Berenguer compró incluso terrenos adyacentes a la Iglesia e hizo construir una lujosa casa solariega, a la que llamó Betania y donde recibía invitados de la talla del Archiduque de Habsburgo.

Berenguer también hizo, a raíz del descubrimiento de los manuscritos, cosas muy extrañas como mandar grabar en la puerta de la Iglesia la leyenda "Terribilis est locus iste (Éste es un lugar terrible)" y, ayudado por su ama de llaves, destruyó dos tumbas del cementerio de la Iglesia, la de Marie de Negri d'Albes (llamada la Dama de Blanchefort, uno de cuyos antepasados fue Maestre del Temple) y la de su esposo, Francis de Hautpoul y llegó incluso a borrar la inscripción que figuraba en las lápidas.

También adquirió durante su estancia en París y colocó en la Iglesia, tres reproducciones de cuadros del Louvre: Un retrato de Clemente V (Papa que abolió la orden del Temple) y dos pinturas, una de David Teniers llamada "San Antonio y San Jerónimo en el desierto" y otra de Nicolas Poussin, llamada "Los pastores de la Arcadia".

A estas alturas del escrito, si estabais pensando algo así como : "menos mal que esta mujer ha sentado la cabeza y se ha olvidado ya de las manzanas" era un error por vuestra parte, porque aquí también hay manzanas y, además, son azules.

Recordemos que el cuadro de Teniers representa a San Antonio o San Antón, cuya festividad se celebra el 17 de enero y, solamente ese día, se produce un curioso efecto óptico en la Iglesia: la luz solar atraviesa una vidriera y se ven en las paredes del templo tres figuras de color azul cuya forma asemeja a tres manzanas, son las llamadas "les pommes bleues" (las manzanas azules).

En el museo de Rennes-le-Château están expuestos los pergaminos y en uno de ellos, ya descifrado, puede leerse:

"Pastora sin tentación. Que Poussin, Teniers guardan la clave (o llave); paz 681. Por la cruz y este caballo de Dios termino (o destruyo) este demonio del guardián. A mediodía manzanas azules".


Curioso, ¿no?, teniendo en cuenta que los cuadros fueron pintados en los siglos XVI y XVII, mucho después de cuando se calculó que se escribieron dos de los pergaminos. Igual vuelvo otro día sobre esta historia porque me he dejado hasta a los Merovingios en mi afán por resumir y la relación entre las inscripciones coincidentes en el cuadro de Poussin y la de la tumba de la Dama de Blanquefort ("Et in arcadia ego"), que muchos interpretan como un criptograma, además de la posible relación con el Priorato de Sión pero eso, como digo, igual es otro escrito.

.

13 comentarios:

Alejandro dijo...

No sé yo si dejaría bautizar a un hijo mío en semejante pila.

Un saludo

Scarlet2807 dijo...

Apasionante tu relato María, la verdad es que es un tema que me encanta, a ver si mi guardaespaltas pone algo más...
Gracias por compartirlo, eres genial, no me canso de decirtelo.
Un beso, Scarlet2807

María-Murcia dijo...

¿Que tu guardaespaldas escriba de manzanas, dices?, aunque ya lo hizo una vez. Fue su primer escrito aqui y se titulaba "Como Manzanas de Oro".

Scarlet2807 dijo...

De manzanas nooooooooooooo
De los Cataros...
Jjajajaajajaj
Más besos, Scarlet2807

Rosa Mª dijo...

¡Excelente tu escrito María-Murcia!. Tan sólo puedo felicitarte y pedirte que no dejes de hacerlo.
Muchos besos. Rosa.

María-Murcia dijo...

Pues eso Scarlet, de las manzanas de los Cátaros, jajaja (es más pensaba escribirlo yo y ya no lo haré, yo escribiré de los dientes si él escribe de las manzanas de los Cátaros).

Estooooo...Scarlet, si me ves por Chile es que se ha enfadado alguien, jajaja

BONBOM dijo...

El tema me apasiona, aparte del Código Da Vinci, Angeles y Demonios, y El Último Caton, también es muy bueno la Biblia De Barro, desde luego en esa pila de Bautismo no se bautizaria a un hijo mio, solo de pensarlo me da repelús.

Bueno ya estare pendiente de la recogida del "guante", o del destierro de María.

Besos

Scarlet2807 dijo...

Si hay que hacer enfadar a alguien, para verte en Chile, tú dime a quién y yo me las arreglo...
Jajajajajajajaaj
Más besos

wpaa. dijo...

Leido asi a palo seco , da como respeto y miedo,pensar en pasar por esa iglesia ,¡¡una pila bautismal asi es para salir corriendo, mejor me quedo recogiendo manzanas ,para hacerle una casita de ensueño a mi gusanita .
Un beso corazòn , una vez mas te superastes en tus historias,
wpaa.

Mati® dijo...

La lexe que te dieron a ti y a las manzanas. Voy a hacer compota con las próximas..

María:

El escrito aparte de impecable es, impresionante!

Escribe más sobre los cátaros si??

Por FFFFFFAAAAAAAAAA

Besitos desde el alma

Manases dijo...

Me gusta la idea de escribir sobre los cataros recojo el guante y me parece impecable lo que has escrito María solo un detalle. La palabra “cátaro” proviene del griego ka•tha•rós, que significa “puro”

Anónimo dijo...

Felicidades por el escrito, espero que sigas, esos temas siempre me han interesado.
un beso
enmatojaddo

D'MARIE dijo...

Un escrito muy interesaante..me encanta leerte..Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...