8 de julio de 2010

Quid pro quo


Quid pro quo es una locución latina que, originalmente, se refería al error de confundir dos términos similares y que podríamos traducir como "algo por algo", como un "toma y daca" o un "ojo por ojo y diente por diente" en casos extremos.

En materia de moral, puede ser la aplicación de la estricta justicia dada a una situación específica, el dar a alguien exactamente lo que merece, no más ni menos, o la imposición de una pena en la medida exacta de un crimen.

Esta locución no es tan inocente como pudiera parecer por la sencilla razón de que, demasiado frecuentemente, utilizamos un quid pro quo en nuestra vida sin pararnos a medir las consecuencias que puede traer o traernos.

Por ejemplo, en un caso de acoso en el ámbito laboral en el que un jefe le dice a su secretaria: "tú me haces favores sexuales y yo te mantengo en tu puesto y te aumento el sueldo, quid pro quo". Es obvio que en este caso se hace una utilización canallesca.
En nuestra vida cotidiana también se nos presentan muy a menudo casos de quid pro quo aunque no les llamemos así ¿a quien no le ha pasado lo de dejar de saludar a un vecino que siempre se hace el despistado para no saludarnos cuando nos lo cruzamos a la salida del ascensor?, llega un momento en que te cansas y dices: "quid pro quo, tú no me saludas yo a ti tampoco".

Pero yo hoy reflexiono y me pregunto si merecen la pena los quid pro quo que, normalmente, aplicamos en nuestra vida porque ¿si dejo de saludar a mi vecino no me convierto en un antipático como él? o ¿si pago con la misma moneda al que me hace daño, no desciendo a su nivel?. Dudas, tengo muchas dudas al respecto.

7 comentarios:

María dijo...

En realidad no merece la pena lo del quid pro quo aplicado a tu vida diaria pero, a veces, te dan ganas de traducirlo como "ojo por ojo y diente por diente" y no sólo de traducirlo sino también de aplicarlo.

Besos

scarlet2807 dijo...

Alejandro, buena tu reflección, me hace sentir un poco de cargo de conciencia, porque con respecto al "ojo por ojo......", aunque no soy capáz de sentir odio, reconozco que una de mis debilidades es que me cuesta mucho perdonarsoy de las que dicen "perdono, pero no olvido".
me dejaste pensando...

Un beso , Scarlet2807

Fibonacci dijo...

DO UT DES , lo que es igual DOY PARA QUE DES, sustituyelo por esta, es mas adecuada.
Un abrazo y cuando quieras nos vamos de marcha y te muestro mis musas Alex.

Madeira dijo...

Alejandro llevabas dís sin escribir y te echaba de menos... que lo sepas.
Respecto a tu reflexión, antes no era de aplicar esa máxima en mi vida pero, andando el tiempo, me parece una postura bastante razonable.
Un abrazo

Mayte® dijo...

No irá por mi lo del ojo y el diente, que te conozco. Ya hablamos corazón. Muy bueno tu escrito.

MMM... Beso

D'MARIE dijo...

Ale,,buenisimo..como te expresas y como sorprendes con las reflexiones,..gracias!!
Besis

*Inesperada* dijo...

Donde las dan las toman.
¿Es algo parecido, no?.

Una actitud vengativa, evidente o soterrada, da cuenta de la calidad moral de muchas personas.

Me gustan tus reflexiones, cuando apareces, me quedo espectante, porque me sabe a poco, porque lo entiendo.
Y a veces, no.

Gracias, siempre.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...