16 de junio de 2010

+ Y por fin, llegó a mi casa +

Al tercer mes después de la cita a ciegas, vino a mi casa, era el mes de Diciembre, así que pasaría la celebración de navidad en familia, la que sería su nueva familia.

Lo esperé en la central de autobuses, emocionada amas no poder, con ansiedad miraba llagar a los pasajeros a través del monitor que mostraban los pasillos interiores, tratando de encontrar entre ellos la imagen ya conocida…esa imagen que aun tengo presente en mi memoria.

De pronto lo miré, ¡sí, era él! Alto, canoso, maletín verde al hombro y algo más en la otra mano.
Siempre llegaría con algun obsequio...
Me acerque a la puerta, estaba frente a él, me buscaba con esa mirada de expectativa tan suya, interrogante…hicieron contacto nuestras miradas, ambos caminamos uno hacia el otro, con paso presuroso, abrazo fuerte, amoroso, beso prolongado y su clásico:
¡Hola crayolaaa!

Salimos en dirección al auto pero, antes de llegar a casa dimos un paseo para mostrarle algo de la ciudad...y también para tener unos momentos a solas para hablar de lo nuestro.

Era una sensación algo distinta a las anteriores, dichosa de saberlo a mi lado, pero con cierta preocupación, en casa había expectación entre mi familia por conocerlo…
Yo sabía que el encuentro con mi madre, sería algo como un “encuentro cercano de tercer tipo”…a mis años seguía siendo hija de familia. ¡Que pena reconocerlo!

Mi ansiedad bajo pues el recibimiento fue muy agradable, se ganó a mi gente con su caballerosidad, sentido del humor y charla amena.

Su habitación, el estudio que estaba fuera de la casa principal, ese rinconcito que sería el sitio de encuentros fortuitos cuando la noche caía a plomo. Encuentros llenos de emoción, sería nuestro “primer secreto”, signados en el silencio de la noche, pasos cautelosos, susurros, sensaciones mutuas, noches cargadas de amor pleno y expresiones de pasión…

Era la época navideña, preparativos, posada, noche buena, cena familiar, nuestra primera navidad juntos… todo lo disfrutó con alegría, era notorio que se sentía bien en mi casa, con mi familia y que había sido bien recibido…pronto se encariñaría con él.

Pero llegó el día de su partida, que sensación tan ingrata, saber que tienes que despedir a quien deseas tener por siempre a tu lado…bien dicen que en el amor se sufre…y vaya si yo lo comprobaría años mas tarde…

Se marchó, no sin antes invitarme para que fuera a su casa a pasar el año nuevo…acepté.
Con esa promesa nos despedimos….







13 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Que bella historia de amor, Mega.
De verdad bellísima, pero, ésas cosas no me ocurren a mi...

jajajajajjajajajja

Un beso, Scarlet2807

Mega009 dijo...

Ay amiga, tu ponte flojita y cooperando y en cualquier momento te llegará! jajaja besos

Eric_sbn dijo...

Mega009

La historia es realmente muy bonita.. me hizo mucha ilusiòn leerla.
Que en el amor se sufre..es cierto pero sabes? mejor es amar y luego sufrir que jamas haber amado.

un abrazo y felicitaciones
Eric_sbn

Ella dijo...

Mega, que historia más bonita, estoy deseando la próxima entrega.

Besos

Madeira dijo...

Mega con tu historia nos das un ejemplo de lo maravillosa que puede resultar una relación. Nos haces sentir esas ilusiones renacidas.
Un beso

*Inesperada* dijo...

Eché en falta los pormenores del beso, después del: hola, crayolaaa.
Las sensaciones tuyas, las suyas y las de los dos, si me permites.
Precioso relato con un continuará, que espero ansiosa.
Gracias, siempre.

Soñador dijo...

Gracias MEGA, un relato interesante y que deja en la continuación, el deseo de que todo vaya siempre sobre ruedas.Un abrazo

Fibonacci dijo...

Muy romantico todo mega, como en las pelis, así me gusta a mi los amores en cinemascope y tú lo estas haciendo muy bien.
Un besote

BONBOM dijo...

Mega, que romantico , no tardes con la siguiente entrega guapa un beso

wppa. dijo...

Me alegro mucho que todo te vaya saliendo segun lo previsto, y no te preocupes por la espera , todo lo bueno se hace esperar y despues sabe mejor.
Un beso
wppa.

Alejandro dijo...

Me está gustando la historia.

Un saludo

Carmen dijo...

A mí también me gusta, espero la siguiente entrega.

Un beso

D'MARIE dijo...

Me encantan estas historias,buenisimo!!
Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...