+ Despedidas de Soltera +


Fueron varias despedidas las que me organizaron amigas, compañeras de trabajo, amistades cercanas y mi familia. Esta es una parte muy divertida, llena de buenos deseos, demostraciones de cariño, mucha creatividad y picardía.

Suele acostumbrase que antes de cada despedida la organizadora le pregunte a la desposada que le gustaría de obsequio, o bien que alguna persona allegada indague que es lo mejor o más necesario para regalarle, así que yo, muy discretamente, hice saber que prefería dinero, era los mas necesario en esos momentos.

La primera despedida de soltera fue organizada por mi amiga Sonia, reunió a cerca de una veintena compañeras de otros centros de trabajo, a cual más me preguntaba los pormenores de mi relación, todas estaban enteradas de cómo nos conocimos Toño y yo, y no dejaba de ser motivo de expectación y curiosidad, ya que en estas fechas no era común saber y menos conocer, a alguien que se casara con alguien que conociera en el Internet.

La reunión estuvo muy bien organizada, la cochera de la casa adornada con globos rojos corazones, listones y motivos alusivos a la boda, hubo juego, bromas, fotos, y de obsequio me dieron un sobre con una buena cantidad de dinero. Fue una despedida muy tradicional.
La siguiente despedida de soltera fue por un grupo de amigas y conocidas con las que había tomado un curso de desarrollo humano, no mas de diez en total, ellas estuvieron a mi lado dándome ánimos en los momentos en que tomaba la decisión de ir a conocer a Toño. Ahora que era un hecho nuestra boda, querían también participar de mi dicha.

En esta fiesta hicieron una parodia de la boda, se disfrazaron de cada uno de los integrantes del cortejo nupcial, se leyó el acta de matrimonio en forma muy chusca lo que fue motivo de risa continúa.
No faltaron los bocadillos y bebidas mientras comentábamos los detalles del acontecimiento, y antes de finalizar me hicieron un regalo entre todas, una vajilla de loza fina, misma que me hacía mucha falta.

La siguiente reunión fue organizada por dos de mis amigas más cercanas Pili y Teté, quienes reunieron a cerca de treinta excompañeras educadoras, todas conocidas mías.
El estilo de despedida fue más picaresca, se realizó en el salón de recepciones de un hotel, las paredes las adornaron con póster de hombres musculosos en ropa interior, los genitales se los hicieron de tela color carne, el pastel estaba también adornado con un enorme pene negro, y otros juguetitos comprados en una sex shop...glup!

Los juegos subidos de tono, chiste colorados, mi mayor sorpresa fue que a determinada hora apagaron las luces del lugar e hizo su aparición un strepper vestido de vaquero, bailado exóticamente y dirigiéndose directamente a mi, haciendo gala de movimientos por demás eróticos, la penilla la tuve que guardar para participar en el juego, las risas no cesaron en todo ese tiempo.
Antes de terminar, se tomaron las fotos del grupo, recibí un sin fin de buenos deseos y de regalo otro sobre con dinero, el cual agradecí infinitamente ¿cómo no? Si buena falta que nos hacía.

En estos momentos yo sentía preocupación y cierta pena, pues muchas de las personas que había asistido a estas despedidas, no serían invitadas a la recepción dado lo reducido de nuestro presupuesto. Así que mi invitación era únicamente para la ceremonia civil, ahí no había límite en el cupo.

La siguiente despedida fue organizada por mi hermana en su casa, invitó a las amistades allegadas de toda la vida, algunas amigas de mi madre, la mayoría personas mayores como nosotras y algunas jóvenes como mi sobrina y sus amigas.
Esta despedida tenía un significado muy especial, puesto que había una gran emoción, eran personas a quines conocía y me conocían de toda la vida, que sabían de mi dedicación a mi madre, y me externaban la dicha que les causaba que fuera a dar ese paso tan importante en mi vida, sabían que merecía vivir esta experiencia, sentía sus deseos sinceros y cargados de mucho cariño.

Fue distinta a las demás pero igual de divertida, muchos juegos y un concurso de modistas, habían de confeccionar el atuendo de los novios, padrinos y damas de honor con papeles de colores. Hubo derroche de ingenio y creatividad, mucha risa por los cómico de cada atuendo, después se hizo el desfile del cortejo, leyendo la reseña del acontecimiento.
Me obsequiaron una libreta decorada con motivos de cocina donde cada una de las asistentes escribió su mejor receta de cocina. ¿Obsequio? ¡Sobre con dinero!

Me divertí mucho, pero también hubo momentos de cierta nostalgia y las lágrimas no se hicieron esperar, yo miraba a mi madre divertida pero a la vez su carita con un dejo de tristeza, ella sufría en silencio que pronto me marcharía de su lado y se quedaría sola. Y yo, vivía la misma angustia.

La última despedida fue organizada por mi personal de trabajo, más de veinte mujeres de mediana edad, se realizó en un salón de fiestas infantiles, jueguitos y bromas picantes, baile, parodias, chistes y para rematar un strepper, que en comparación con el otro, ¡si que estaba de muy buen ver! Por más enamorada que esté una, hay cosas que saltan a la vista y este chico ¡sí que estaba guapo!
Esta vez no se me permitió que no participara junto con el en sus bailecitos sensuales, entre risa y penilla no tuve mas remedio que dejarme llevar por el momento.
Me obsequiaron un álbum para fotos con autógrafos de todas, donde plasmaron sus felicitaciones y buenos deseos, y otro sobre con más dinerito.

Para recordar los detalles de estos acontecimientos, volví a mirar las fotos de estos momentos, no puedo dejar de sentir emoción y nostalgia por lo vivido…Dios ¡que pronto pasó todo! y ahora solo son recuerdos bellos que siguen alimentando mi interior.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Mega querida, tuviste una despedida Arabe!!!!! varios días y noches seguidos! Me encantó leerte, me trajo recuerdos, muy diferentes sí, pero graciosos.
Yo no creo que sólo sean recuerdos, particularmente por lo que dices: siguen alimentando tu interior. Todo pasa y...lo bueno queda. Tu relato es la prueba.
Abrazos,
Daniela

scarlet2807 dijo...

Que de recuerdos trajiste a mi memoria Mega, uffffffffffff
Recordé " mi despedida de soltera"...

Un beso, Scarlet2807

Eric_sbn dijo...

Muy buena despedida.

Abrazo!

Fibonacci dijo...

LO que mas me encanta, es como lo estas relatando y me siento feliz de leerte.
Un besote mega

Ella dijo...

Mega, yo si me casara otra vez me iría a tu país para la despedida, es como las bodas gitanas de aquí que duran no sé cuantos dias.

Espero el próximo.

Besos

Rosso dijo...

Mega, precioso, me vienen recuerdos, como no?, y muchos años pasados.
Me gusta leerte amiga. Besitos.

Carmen dijo...

Leyendo las despedidas no sé qué pensar de como será la fiesta de la boda, en cualquier caso nada aburrida desde luego.

Un beso

Miranda dijo...

Meggg:

Esas despedidas de soltera son de peligro, menos mal que solo una fue "picante".

Besitosss.

LIA50 dijo...

Meguita, relatas de una forma que dan ganas de seguir leyendo, y que ganas de participar de esas despedidas!!Un besote Lía.

Madeira dijo...

Tus amig@s con tanta despedida estaban poniendo a prueba tu amor? Madre mía que montón de fiestas...
Me ha gustado mucho Mega. Estoy desean llegar al día D.
Un beso

D'MARIE dijo...

Encantador tu relato de despedida,por lo visto fue maravillosa..
Besis

*Inesperada* dijo...

Me quedo sorprendida de la unión que relatas con tus amigas, con la imaginacion para que esa fiesta fuera recordada por siempre.
Nada como las amigas, en estos casos.
Gracias, siempre.

dana dijo...

Querida Mega, nunca dejas de entretenerme. Alguien dijo que has tenido una despedida árabe, cuánta razón tiene!!!!! Yo no tuve despedida de soltera porque con mi entonces novio huimos, jajaja! Aún me dicen, después de tantos años, que me la deben, jeje, ya no!
Un gusto volver a leerte!
Daniela

Vir dijo...

Yo soy de las afortunadas amigas, presente en la última de las despedidas, han pasado más de 10 años y aún la recuerdo, todas la recordamos, fue muy divertida... Y muy emocionante estar en el momento del enlace civil. Todos los sentimientos lindos condensados en ese momento lograron hacer de esos acontecimientos algo tan significativo que aun permanece en mi corazón. TQM