26 de junio de 2010

Hola papá

Hola papá, hoy hace cuatro años que te fuiste, cuatro años desde aquel día en que, entre Dios y tú le ganasteis la partida al "Alemán", al Sr. Alzheimer.

Yo ese día estaba muy contenta ¿recuerdas?, ya no ibas a estar más con nosotros pero tampoco te iba a manipular ni a degradar más ese invitado, forzoso e indeseable, en el que se había convertido el dichoso "alemán", el que te quitaba hasta la facultad de conocer a tus seres queridos, se te fueron olvidando casi todos, por lo menos a ratos, excepto yo, a mí no me olvidaste pero me cambiaste el rol que yo jugaba en tu vida, ya no era tu hija, pasé a ser tu madre, pero a mí me daba igual, te mimé como si fueras otro hijo y te di todos los caprichos que querías.

Hay tres cosas que me recuerdan mucho a ti, los relojes, porque te compré un montón cuando te dio por encapricharte de ellos, y las natillas y el arroz con leche, porque te dio por decir que mamá ya no cocinaba bien y te los hacía yo porque te gustaban mucho.
Esta semana ha sido dura, el jueves fue tu santo y hoy el aniversario de cuando te fuiste, pero sigo contenta de que te fueras o, al menos, trato de que lo parezca y de que nadie me vea llorar por lo mucho que te necesito y lo mucho que te echo de menos. Tú sabes que hablamos todas las noches, porque sigo teniendo tu foto en la mesilla, esa en la que te pareces tanto a Gary Cooper pero tú más guapo, que para eso eres mi padre.

Al principio de irte era más fácil ¿sabes?, con la alegría de que dejaras de sufrir suplía tu falta, incluso hubo unas risas en tu velatorio cuando tu hermana Victoria, la irreverente de la familia, dijo que a su difunto marido le gustaba hacer el amor más que a Dios las misas y, acto seguido, se persignó.

Hubo gente allí que no entendió las risas, como tampoco el que yo no llevara luto por ti, sólo vestí de negro para el funeral y fue por una cuestión de protocolo más que nada, hasta una conocida tuvo la desfachatez de decirme días después que por la forma en como iba vestida y maquillada parecía como si no se me hubiera muerto nadie, pero yo me reí en su cara, me reí por ti y por mí.

¿Te acuerdas cuando me decías "si cuando yo me muera te pones de luto soy capaz de levantarme de la tumba y aparecerme?", pues ojalá me lo hubiera puesto y pudieras venir a verme, porque hoy te necesito, mamá tampoco está bien, también ella me ha cambiado el rol que juego en su vida y, a ratos, no puedo soportarlo, así que ayúdame tú ¿vale papá?, haz eso también por mí, haz como si me hubiera puesto esas ropas de luto que tú no querías y, si puedes, ven a verme, a consolarme.

Hasta luego papá.

10 comentarios:

wppa. dijo...

Ella se que es dificil , encontrar las palabras justas en estos momentos.Yo pase por ello un 19 de agosto de hace 38 años , y aun no he podido olvidarle aun le necesito, aun suena en mis oidos su voz.Pero la vida sigue y hay que sobreponerse y seguir adelante.
Bonito recuerdo , triste pero bonito a la vez, me has emocionado hasta saltarseme las lagimas.
mira alguien me dijo en una ocasion,que las personas nunca mueren mientras esten presentes en nuestras mentes y nuestros corazones.
Un beso y un abrazo en la distancia.
wppa.

Mayte® dijo...

No te voy a decir nada. Estoy llorando que no veas.

Un abrazo de oso nena, intenta no llorar mucho si?

Besito

Miranda dijo...

Ellaaa:

Es muy difícil superar la pérdida de un ser querido, pero, como bien lo dices, de momento te reconforta saber que dejó de sufrir, con el tiempo aminorará ese gran dolor.

Por otro lado, el luto no se lleva con el simple hecho de vestir de negro y no usando maquillaje, sino en el corazón, sólo tu sabes el gran dolor que ha dejado su partida.

Te Quiero Mucho!!!.

Abrazos afectuosos, cariños sinceros y besitos a la distancia.

Madeira dijo...

Ella sólo un abrazo inmenso y sentido. Yo también sé lo que significa la invasión del alemán.
Eres un sol de mujer, "vente arriba"

*Inesperada* dijo...

Ella, no puedo traértelo, no, para que te consuele.
No puedo ni pasarte un pañuelo de fino encaje para tus lágrimas, pero sabes, seguro que tu padre, con el mio saltan de nube en nube, en sus largos paseos, mientras charlan de sus cosas.
Tranquila, todo está bien.
Un beso, Ella, a tu Gary Cooper, el mío se parecía a Robert Taylor.

Con razón salimos guapas, jaaaa..

LIA50 dijo...

Sin palabras...Un besote Lia.

Rosso dijo...

El amor duele?, claro que duele, todos los amores duelen, y el de ese padre más,es un adios sin retorno. Pero él seguirá siempre vivo en ese tu libro de recuerdos.
Bonito homenaje le has hecho.
Un beso amiga del alma.

Soñador dijo...

No te acerques a mi tumba sollozando.
No estoy allí. No duermo ahí.

Soy como mil vientos soplando.
Soy como un diamante en la nieve, brillando
Soy la luz del sol sobre el grano dorado
Soy la lluvia gentil del otoño esperado

Cuando despiertas en la tranquila mañana,
Soy la bandada de pájaros que trina
Soy también las estrellas que titilan,
mientras cae la noche en tu ventana

Por eso, no te acerques a mi tumba sollozando
No estoy allí. Yo no morí

Con cariño...Un abrazo

Fibonacci dijo...

Un beso Ella

D'MARIE dijo...

Ella.Un abrazo fuerte..!!

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...