¡Hombre Admirable!

El fin de semana tuve oportunidad de disfrutar de la compañía de Luis, a quien conocía de “oídas” desde hace mucho tiempo, pero con quien he tenido oportunidad de charlar frente a frente desde el año pasado y día con día siento gran admiración.

Se trata de un hombre de cincuenta años, abogado y por lo que puedo apreciar, una persona tranquila, risueña, que amaba a su familia, misma que estaba conformada por la esposa (también abogada), un poco menor que él y el hijo de aproximadamente 10 añitos.

Una tarde, estando los tres en casa, Luis mirando TV en su recamara, su esposa en la cocina y el pequeño mirando TV en la sala, tocan a su puerta y el niño corre a abrir, encontrándose con una persona que llevaba un regalo para “la señora de la casa”. Es tal la emoción del chiquillo, que no pudo esperar a que su madre llegara a su encuentro para abrirlo. Para su desgracia se trataba de un artefacto explosivo que instantáneamente provoca su muerte (se rumoró que fue como venganza por un caso que ella ganó). Luis, como puede sale al auxilio de su esposa e hijo, mira sus cuerpos y desfallece.

Es trasladado al hospital, inconsciente y con severas quemaduras por el lado derecho de todo su cuerpo e ingresado a la unidad de cuidados intensivos. Al pasar de los días reacciona y en la medida de las posibilidades, sus padres le informan del fallecimiento de su esposa e hijo. La tragedia continúa, Luis tiene que enfrentarse a una serie de cirugías porque su rostro quedó desfigurado, además perdió el ojo derecho, sus manos resultaron muy dañadas y su pierna derecha muy afectada e inclusive temen que pueda volver a caminar.Después de varios años logra recuperarse emocionalmente. Gracias a Dios y a sus terapias su pierna reacciona favorablemente, dejando leves secuelas. Esta nueva oportunidad de vida lo impulsa a estudiar una maestría y hacer cosas que por una u otra razón había pospuesto.

Sigue transcurriendo el tiempo, le entra el gusanito por chatear, conoce a una chica venezolana, médico de profesión, soltera, desconozco su edad y no sé si se casaron, pero tienen un hermoso hijo, aunque por el momento cada uno tiene que seguir en su país, pero Luis viaje a Venezuela en sus periodos vacacionales (julio y diciembre) o ella y el niño vienen a México.

Sin duda es una historia trágica, pero Luis decide enfrentar la vida con valentía, como lo mencioné al inicio del relato es un hombre a quien le tengo gran admiración, cariño y respeto, en pocas palabras, es un ejemplo a seguir.

11 comentarios:

Mayte® dijo...

El terrorismo es una lacra en cualquier pais y en este nuestro, somos muy conscientes de ello. Ojalá que se termine un día la muerte de víctimas inocentes y esas personas que se dedican a matar sin ton ni son reaccionen y vean el sufrimiento que infringen.

Muy bueno tu texto Miri; crudo pero real.

Gracias por compartir.

Besitos desde el alma

*Inesperada* dijo...

Ejemplo de vida, superación personal.
Creo que nació dos veces, dentro de una misma vida.
Me ha sobrecogido mucho su testimonio a tu través.
Me gustó lo bien que nos lo narras.
Gracias, siempre.

Ella dijo...

Es tan doloroso leer cosas así ¿en nombre de qué y con qué derecho atenta nadie contra vidas inocentes?

Miri, si le vuelves a ver, transmítele mi admiración y respecto ¿vale?.

Besos

Madeira dijo...

Qué cobardía hay detrás de todos esos actos criminales ¡
En fin, la fortaleza de las personas se demuestra en esa capacidad de superación.
Me ha gustado mucho Miranda.
Un abrazo

Rosso dijo...

Miranada, jamás me gustó el dolor gratis, no se entiende, ojala esta lacra que es el terrorismo acabe de una vez. Por otro lado, aunque duro, me gustó leerte.
Besitos.

scarlet2807 dijo...

Miri, que historia más cruda , pero real, lamentablemente, todos estamos expuestos a la lacra del "odio irracional".
Muy bién narrado Miri, te felicito, y al igual que Ella, si le ves, dale un beso de mi parte.

Un beso, Scarlet2807

wppa. dijo...

Por desgracia esto no es una simple narracion , es la verdadera historia de muchas personas que se han tenido que enfrentar a la desgracia de haberseles cruzado en su camino esta lacra inmunda de la sociedad.
Historia de coraje y superacion , encima dando gracias porque salio adelante ,mucha gente no pudo hacer lo mismo .
Un beso
wppa.

LIA50 dijo...

Que triste historia...muy bien la narración. Besos Lía.

Fibonacci dijo...

me ha encantado la forma de relatarlo Mirinda, espero que sigas esta linea que me ha gustado de tí, tú tienes imaginacion para muchas cosas, así que animate y cuenta cositas tuyas.
Un besote

Carmen dijo...

Duro relato y tremendamente real, vidas rotas y una ventana a la esperanza. Me ha gustado mucho.´

Un beso

D'MARIE dijo...

Mirilindi,Gracias por tu relato.Muy fuerte,muy profundo,con un mensaje de esperanza,que nadie puede dejar pàsar por alto..Un beso y reitero,este tipo de cosas es bueno leer,para poder ver que si se puede...mas alla de lo acontecido..
besis