+ Maleta de sueños +

Preparar una boda sin tiempo de anticipación y sin tener un ahorro económico ¡¡¡es cosa de locos!!! Así fueron los nuestros…
Había llegado el mes de abril y todos eran planes en el aire.

La incógnita de ¿donde viviríamos? Nos rondó la cabeza a ambos durante varios días.
Mi madre que estaba enterada de todo nos ofrece vivir con ella y dice: les dejo mí recámara y yo me mudo al estudio…la habitación de Toño. Lo platiqué con él y respondió:
- Como tú quieras mi niña.
La respuesta inmediata de mi parte fue un rotundo ¡NO!

A estas alturas de la relación mi ideal iba tomando forma en mi cabeza, sí, era cierto yo deseaba tener mi casa, mi hogar y gozar de nuestras vida juntos y solos.

Pero ahora, la situación se tornaba complicada se empezaban a acumular cosas por resolver, trámites ante el Registro Civil, requisitos que cumplir, ¿dónde viviríamos?, ¿cuánto tendríamos que pagar?, amueblarla, etc. etc.
Uff… y lo peor… ¡no teníamos ni un peso!

Pero esto no fue motivo para detenernos, ambos teníamos confianza plena que todo se solucionaría, y ¡bien!

Toño por su parte arregló los documentos que debía presentar para el trámite de matrimonio, llegó a mediados del mes, esta vez ya no venía de visita, se quedaría en forma definitiva, su equipaje, una maleta con ropa, artículos personales y sus sueños, no necesitaba nada más.

Cada día yo marchaba al trabajo, y él a conocer la ciudad, le gustaba caminar y conocer la historia y nombres de las calles, luego me contaba hasta el por qué de los nombres y quieres había sido los personajes… a la vez que hacía los trámites.

Así, comenzó a asistir al Café de la Parroquia, un sitio de fama internacional por el exquisito café que ahí se toma, además, la forma peculiar de servirlo, eso es motivo de otro relato.

Durante las mañanas el Café esta concurrido mayormente por señores mayores jubilados, turistas y hombres de negocios, así que encajo perfectamente en el lugar.

Llegó ahí sin conocer a nadie pero enseguida entabló charla con un señor que pronto lo invito a su mesa e integrarse a su grupo de amigos. A partir de ese día diariamente se reuniría con ellos.
Ese Café esta situado frente a los muelles, desde su mesa al aire libre miraban los movimientos de carga y descarga de los barcos, hacían y deshacían proyectos, inferían y hacia conjeturas de todo cuanto había a su alrededor…

Ahora que lo recuerdo pienso qué manera tan agradable de pasar esta etapa de sus vidas, compartiendo una charla amena entre hombres, llena de anécdotas casi siempre sobre los trabajos que realizaban, sin faltar las risas y bromas.

Los días pasaban rápidamente y teníamos que decidir por donde empezar los preparativos de la boda, teníamos un escaso mes…

11 comentarios:

Ella dijo...

Mega, es bonito ver como vas relatandonos la historia poco a poco, pasito a pasito. Espero ya el siguiente y acabo de leer este.

Besos

Negritachile dijo...

Qué recuerdos no?.... esperaré a que sigas, de seguro que será agradable leerte de nuevo, felicitaciones mega...un abrazo

Fibonacci dijo...

Bonita ilusion mega,te sigo leyendo,haces rememorar tiempos pasados.
Un besote

wppa. dijo...

Las cosas a veces se nos ponen complicadas ,pero si la ilusiòn esta por encima de los problemas , no hay barrera que nos frene.
Sigo leyendo...espero un final feliz.
Un beso
wppa.

Soñador dijo...

La ilusión y la voluntad por los sueños los hacen realidad, gracias Meega, un placer leerte.Un beso

LIA50 dijo...

Mega sigo atentamente tu hermosa historia de amor tan bien relatada. Besos Lia.

scarlet2807 dijo...

Una bellísima historia de amor, que nos dice que los sueños son posibles...


Un beso, Scarlet2807

Miranda dijo...

Meggggg:

Es muy emocionante leerte, quedo en espera de la publicación del próximo relato.

Besitosss.

BONBOM dijo...

Mega que bonita historia,me encanta , espero el siguiente capitulo no tardes eh?? un besazo cariño

*Inesperada* dijo...

Mega, tienes ingenio para contarnos vivencias, que enganchan y acercan a tu forma de ser.

Me está gustando mucho tu forma de escribir, aunque yo ande callada, leer es casi mejor.

Un beso, desde mi lado.

D'MARIE dijo...

Hermosa historia..En realidad dejas muchas cosas bonitas a traves de ellas!!
Besis