+ Nidito de amor +



El tiempo apremiaba...

Afortunadamente tuve dos semanas de vacaciones y esto me permitió ponerme en marcha con lo que me tocaba de los preparativos, buscar casa, tenía carácter de ¡urgente!

Compramos el periódico y buscamos en los anuncios clasificados, casas en alquiler. Seleccionamos varias e hice un itinerario para ir a ver las que se ubicaban en ciertos rumbos de la ciudad apropiados y las que se ajustara a nuestras necesidades y economía.

La primera que vimos fue una casa antigua remodelada, cerca de la zona centro, era amplia, cómoda, fresca y muy iluminada, el inconveniente tenía puerta a la calle y no tenía cochera.
Continuamos el recorrido, algunas solo las miramos por fuera y nos retirábamos, no valía la pena ni bajarse del auto, otras en zona que no nos gustaba, otras calurosas y pequeñitas en donde entraba la cama pero no quedaba lugar por donde pasar, prácticamente había que parase en la puerta y de allí aventarse a la cama jeje… ¡uff que cansado! además era un día especialmente caluroso…
Teníamos que decidir ya, analizamos la situación, y sí la mejor opción fue la primera casita que vimos, al día siguiente hablamos por teléfono con el dueño para hacer una cita y cerrar el trato de alquiler.
Así fue, todo listo en dos días, al fin ¡¡¡teníamos casa!!!!

Siguiente paso, comprar lo indispensable, cama, (lógico… era nuestra mas urgente necesidad jejeje), refrigerador, estufa, utensilios de cocina, ropa de cama, artículos de limpieza. Todos los etc´s imaginables.

La familia, amistades, compañeras de trabajo, todos estaban a la expectativa de los acontecimientos y seguían en detalle cada paso que dábamos en los preparativos, no faltaban las sugerencias, recomendaciones y regalos anticipados. De esta manera fue que mi familia nos regaló, cada uno, un electrodoméstico lo que fue de gran alivio para nosotros.

Toño por su parte, pidió un crédito en la caja de ahorros de los jubilados para comprar los muebles de sala, recámara y comedor…todo en paquete muy económico.

Los amigos del Chat igualmente estaban al tanto de la boda en puerta, ahí nos conocimos y éramos parte del grupo, recibimos muchas muestras de cariño de su parte, y también obsequios, mi amiga Dani, quien vivía cerca de mi ciudad, fue la madrina de invitaciones.

No cabe duda que cuando las cosas se van a dar, no hay obstáculos que se interpongan.

Todo siguió su curso. pero lo que pensé que sería algo sencillito se fue convirtiendo todo un acontecimiento, y con gusto me deje llevar en la euforia.

La boda sería únicamente por lo civil, el asunto de la religión es cuestión aparte. Después de la ceremonia en el Registro Civil, habría un brindis familiar en casa, algo íntimo, pues no había presupuesto para nada más.

Pero, conforme pasaban los días los detalles fueron aumentando, la emoción y el nerviosismo creciendo, pero también disfrutando cada momento con alegría esperanzadora, porque lo que mas nos importaba era realizar nuestro anhelo de estar juntos, compartiendo nuestras vidas y el amor que nos teníamos.

Había algo a lo que le había puesto poca atención hasta este momento, cierto día mi amiga querida Sonia me preguntó:
- ¿Como te vas a vestir para ese gran día?
Yo respondí muy segura de mí:
- Me compraré un trajecito de falda recta y saco de de manga corta, ya ves que hace mucho calor…
Se me quedo mirando y me dice:
- ¿Como??? ¿Qué no irás de vestido largo blanco?
- ¡Ay No! ¿Como crees? ¡Linda me veré vestida de novia a mi edad!…
- ¡Sí anímate!, mira hasta ya pensé como te peinarás, con unos ramitos de azahares a los lados…

Ya a solas me quede pensando que sería lo más conveniente, desde luego sería algo con lo que me sintiera bien…

¡Ups! Un detalle mas…y más dinero…

13 comentarios:

Fibonacci dijo...

De verdad que estoy siguiendo el acontecimieto como si fuera algo mio, me esta gustando mucho e incluso tengo hasta nervios.
Un beso

LIA50 dijo...

Te sigo Mega, me gusta mucho tu historia...Beso Lia.

Ella dijo...

La ilusión no tiene edad, lo estás demostrando con el relato de tu vivencia, Mega. Es muy agradable leerte.

Besos

*Inesperada* dijo...

Ay bendita ilusión y mariposillas en el estómago, son tan dulces!
Mega, me encantan tus relatos y espero con deleite lo que sigue.
Gracias, siempre.

Mayte® dijo...

Me pongo nerviosa siempre esperando la continuación de la historia. El hecho de que haya sido una parte de tu vida y el desenlace tan triste, hace que te siga aún con más inetrés Mega.

Gracias por compartir.

Besos

Anónimo dijo...

Mega qué razón tienes cuando dices: "cuando las cosas se van a dar, no hay obstáculos que se interpongan"..
Nunca una verdad tan sencilla y, a la vez, tan olvidada.
Me está encantando esta historia.
Un beso

Madeira

Soñador dijo...

Un beso Mega y gracias, tu historia me engancha.

Miranda dijo...

Meggg:

Me sumo a los demás comentarios.

Besitosss.

scarlet2807 dijo...

Igualmente me sumo Mega, te leo con emoción e interés...

Un beso, Scarlet2807

BONBOM dijo...

Mega, nos tienes enganchados, es muy emoionante la historia, un besazo

Alejandro dijo...

Me gusta como vas haciéndonos partícipes, poco a poco, de tu historia.

Un saludo

wppa. dijo...

¿ y por que no? .
Vestido de novia largo sencillo con toques de encajes y flores.
El amor y la ilusiòn no tienen edad.
Sigo esperando un nuvo relato , me impaciento.
Un beso
wppa.

D'MARIE dijo...

Buen comienzo Mega,vere si arriba termino .Es que,uno queda siempre sobre ascuas!! BESIS