30 de junio de 2010

Oscar Wilde

Oscar Wilde fue muchas cosas, brillante dramaturgo, poeta, escritor de prosa y cuentos e, incluso, ensayista. Fue y es muy conocido por su obra y muchas de sus citas son famosas, basta recordar aquello tan usado de: "Lo importante es que hablen de uno aunque sea bien" (cita que en realidad es de Unamuno, tomada probablemente prestada de la original de Wilde: "sólo hay algo peor que el hecho de que hablen de uno, y es que no hablen de uno").

Uno de los hechos por los que más se le recuerda es por su bisexualidad, hecho detestable para la rígida sociedad victoriana de su época y por la que incluso estuvo 2 años encarcelado. Al salir de la cárcel se marchó a vivir a Francia, a Beneval, con su esposa y, al fallecer esta, se instala definitivamente en París donde fallece en el año 1.900 de meningitis tras convertirse al catolicismo.

Su tumba, en el cementerio du Père Lachaise, es lo que consideraríamos atípica, parece un pequeño monumento egipcio, está llena de cientos besos hechos con carmín, no figuran en la parte frontal las fechas de nacimiento y fallecimiento, tan sólo un lacónico Oscar Wilde,  tiene un largo epitafio en la parte trasera (una cita del libro de Job: «Tras mi palabra no replicaban, y mi razón destilaba sobre ellos» y unos versos de la balada de la cárcel de Reading).

Pero, si bien ver una tumba cubierta perennemente de besos hechos con carmín que se van añadiendo diariamente resulta extraño, lo que más curioso resulta es que el angel que la corona está mutilado, y su mutilación es del pene.

Cuenta la leyenda que estaba tan bien dotado este angel que era objeto de chanzas y escándolos contínuos y, en 1.961, un grupo de fanáticos (que por lo visto cuestionaba que los angeles tuvieran sexo) mutiló a bastonazos al angel y le despojó de su enorme atributo. Para zanjar el tema, el entonces director del cementerio mandó recuperar el pene en cuestión y lo usaba de pisapapeles en su escritorio.

9 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Carmen, así como seguí y disfruté tu bella historia de amor, me encanta leer éstos aportes que haces, tan desconocidos para algunos, ( conocía a wilde, de leerle, y por su famosa bisexualidad), pero ni idea de la historia de su tumba.
Gracias por compartirla y además de ésa forma bella e impecable que narras tú...

Un beso, Scarlet2807

Ella dijo...

Carmen, como te de por ese cementerio tienes tajo ¿eh?, siento curiosidad por ver como te vas a desenvolver con la de Jim Morrison, jejejje.

Besos

Miranda dijo...

Carmen:

También desconocía este hecho.

Hay un dicho que narra "Todo por servir se acaba y acaba por no servir", pero veo que no es así, jamás se me habría ocurrido darle ese uso a semejante "atributo" ja ja ja.

Besitosss.

Fibonacci dijo...

Esto no lo conocia carmen, gracias por traerlo aquí.
Un besito

Madeira dijo...

Carmen me gusta mucho este paseo cultural que nos estás dando. Poco a poco vamos aprendiendo cosas nuevas.
Un abrazo

Manases dijo...

Carmen eres un pozo de conocimiento ..fijate que ahora mismo tenia en mis manos los cuentos de oscar wilde..si te gustan los cuentos de oscar Wilde sera una cuentista con clase e inteligente........besos

D'MARIE dijo...

Muy bueno Carmen,creo que un poco de cultura general,es bueno a toda hora..lo tuyo es impresionante .Gracias!!
Besis

Mayte® dijo...

Mi querida amiga: cuando empezaste en el blog me sorprendites con una parte romántica un poco desconocida para mí. Me gustó mucho leerte en esa faceta, pero si te soy sincera, prefiero disfrutar de tu faceta de historiadora que és lo que más admiro de tí. Tienes un amplio abanico de conocimientos sobre diferentes temas. Espero que nos sigas haciendo partícipes de estos pequeños retazos de cultura.

Un beso grande

Rosso dijo...

Carmen, eres fantástica, escribes precioso, con personas como tú, todos estaremos más cerca de la cultura.
Besos guapa.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...