16 de junio de 2010

Ciudades de Arenas



Para mi amiga, que comparte conmigo sus pensamientos en voz alta.

Fez
La tarde estaba ya por acabar, los últimos rayos de luz apenas penetraban en aquel zoco, casi en tinieblas y con un olor cachimba y Kifi, lleno de gente que se reunían para negociar el precio de algún articulo, se confundían en los diversos sonidos de lenguas extrañas.
Anelhía, estaba sentada en una mesa bebiendo una taza de té, mientras esperaba el regreso de su compañero de trabajo, quien fue a conseguir un transporte para llegar a lugar donde realizarían su trabajo. Anelhía estaba observando todo, a los distintos personajes que se encontraban allí, le gusta observo todo, siempre fue así, apartado en una esquina dos hombres discutían pero era tanto el ruido que apenas logro enterarse de la conversación, solo miraba absorta el brazo de uno de ellos, que lo mantenía siempre en alto, como señal amenazadora, un brazo que terminaba en una especie de muñón, que lo disimulaba entre su chilaba, el rostro también cubierto por un litam que solo dejaban ver sus ojos.
De pronto siente que alguien le toca el hombro, era Rubén veterano fotógrafo que la acompañaba en la misión, que ya regresaba de su encargo de buscar transporte, Anelhía volteo y lo observo sin volver en si, la luz casi mortecina hacia un efecto extraño sobre sus ojos verduzcos, dándole un aspecto de gárgola petrificada,
-Ey mujer, que tengo el jeep afuera y nos esperan, despierta!
Se puso de pie, a sus 39 años de edadlucia un porte imponente, gracias a que practicaba deporte y su cabellera rubia no era desapercibida por los parroquianos que sin mirarla, estaban pendientes de sus movimiento, Anelhia, Sonrío y volvió la mirada hacia aquel rincón donde dejo a los dos hombres, pero ya no estaban, logro divisar al del muñón que salía por la puerta y con pasos cortos pero ligeros se alejaba hacia el horizonte, perdiéndolo de vista conforme se entraba a la silueta del sol rojizo del atardecer.

El camino de Fez el Bali, (la zona antigua de Fez) hacia el campamento donde pernotarían esa noche, lo hizo en silencio, rebobinando los acontecimientos que sucedieron, para que ella, este en ese momento a miles de kilómetros de su país, en un continente del cual no sabia nada. Un accidente vehicular que sufrió su jefe un día antes del viaje , quien tendría que cubrir la notica, hizo que ella se situara primero en la lista de candidatos para reemplazarlo sin darle tiempo a prepararse en casi nada para realizar aquel viaje.
El hotel Batha, donde se habían hospedado quedaba a 10 kilómetros del aeropuerto Fez saiss y a 70 kms de las ruinas de Volùbilis.
Sus trabajos anteriores como corresponsal del National Geographic en Argentina la calificaba para esta misión, aunque en realidad jamás salio del país, contaba con la experiencia necesaria para lograrlo, Además solo tendría que estar dos días en aquel país africano y luego regresar a Buenos Aires, pero su intuición le fallo a Anelhia esta vez, el viaje se prolongaría por mucho tiempo más... Cambiándole por completo su destino que ella pensaba ya resuelto.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El hallazgo de una pieza arqueológica extraordinaria en Arroyo de leyes, en Argentina, donde en la década de 1930 se encontró un asentamiento que tenía cientos de extrañas cerámicas tanto enterradas como en la superficie., hizo que la National Geographic enviara un corresponsal hacia el lugar de origen, al otro lado del mundo, precisamente en Faz, Marruecos, cuidad que fue considerada como la mayor ciudad del mundo entre 1170 y 1180.

13 comentarios:

D'MARIE dijo...

ERIC.Que interesante,bien escrita y con indice de seguir...noto talento , eso es buen augurio para los que nos gusta leer..Besis

Mayte® dijo...

Madre mia.

Tu donde estabas escondido?. Ya has visto como que he quedado de sorprendida y aún no consigo cerrar la boca y salir de mi asombro.
¡Es magnífico!
No tengo palabras que puedan expresar lo que pienso.

Gracias Eric.

Es el mejor regalo que me han hecho hoy.

Un beso enorme

scarlet2807 dijo...

Eric;
Escribes muy, pero que muy bién, ¿y así decías que yo lo hacía bién?
Yo soy una alpargata al lado tuyo, te felicito amigo , de verdad.
Me alegro mucho que te hayas decidido a hacerlo, y nos hagas disfrutar de tus maravillosas letras...

Un gran beso, Scarlet2807

LIA50 dijo...

Es maraviloso ver como has resuelto el comienzo de tu novela,te has tomado tu tiempo y valió la pena, siempre creí que lo harías muy bien y no me he equivocado, Fez ciudad de misterios y aventuras, un lugar increíble, para el inicio de tu escrito.

Gracias Eric por tu amistad.

Felicitaciones y un besote.Lía.

Ella dijo...

Lo has hecho muy bien, con la justa medida para que leyendo sólo este fragmento te hagas una idea general y dejando entrever lo suficiente como para desear la continuación inmediata.

Besos

Madeira dijo...

Eric, ya el poema prometía, pero en este inicio de relato se intuye el dominio del ritmo, del lenguaje, la capacidad para transmitir imágenes..
En fin, que seguiré muy pendiente de tus escritos.
Un abrazo

Fibonacci dijo...

Muy bueno Eric, te felicito, te seguire leyendo con interes.
Un abrazo

Soñador dijo...

Realmente bien narrado, tanto en la historia, como las unbicaciones, excelente, me ha encantado, un abrazo

*Inesperada* dijo...

Et voilà.
Sabía yo que había una gran promesa de escritor,(¿lo dije?).
Impecable contenido, exacto en su extensión y capaz de transportarnos allí mismo.
El estilo que le imprimiste me ha gustado mucho.
Se nota que lees mucho y que observas mucho más.
Felicidades y gracias, siempre.

wppa. dijo...

Relato sencillamente explicado pero muy interesante, engancha.
La aclaraciòn ultima me gusto mucho es algo que desconocia y me gusta aprender .
Un beso
wppa.

BONBOM dijo...

Eric, sencillamente magistral, me tienes enganchada al relato, es una pasada leerte un beso

Alejandro dijo...

Eres bueno, muy bueno.

Un saludo

Carmen dijo...

Tiene un aire inconfundible de novela que te apetece leer casi de un tirón.

Un beso

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...