10 de junio de 2010

EL ARCA DEL PACTO


Modelo y diseño. Lo primero que Yahvé le detalló a Moisés cuando le dio las instrucciones para construir el tabernáculo fue el modelo y el diseño del Arca, dado que iba a ser el objeto principal y más importante no solo del tabernáculo, sino también de todo el campamento de Israel. El cofre en sí mismo medía 2,5 codos de largo, 1,5 de ancho y 1,5 de alto (111 cm. × 67 cm. × 67 cm.), y estaba hecho de madera de acacia, revestido de oro puro tanto por dentro como por fuera. Coronaba el Arca un artístico “borde de oro” en forma de guirnalda. La segunda parte del Arca, su cubierta, estaba hecha de oro macizo, no meramente de madera revestida, y tenía la misma longitud y anchura que el cofre. Sobre esta cubierta había montados dos querubines de oro de labor a martillo, uno a cada extremo de la cubierta, con sus rostros vueltos el uno hacia el otro, las cabezas inclinadas y las alas extendidas hacia arriba “cubriendo la cubierta protectora.

Para transportar el Arca, se suministraron largos varales, hechos también de madera de acacia revestida de oro e insertados a través de dos anillos de oro a ambos lados del cofre. Como estos varales no se debían quitar de sus anillos, nunca había necesidad de que los portadores del Arca la tocaran. En las esquinas había cuatro patas.

El Arca hacía las veces de archivo sagrado para conservar ciertos artículos que servían de recordatorio o testimonio. Las dos tablas del Testimonio o los Diez Mandamientos eran su principal contenido. (Éx 25:16.)

También se guardó en ella una “jarra de oro que contenía el maná y la vara de Aarón.

Símbolo de la presencia de Dios. El Arca representó durante su existencia la presencia de Dios, (Éx 25:22; Le 16:2.)

La relación del Arca con la presencia de Yahvé exigía que se la tratase con el debido respeto y la más alta consideración. Debido a esto, tanto al ponerse en marcha el Arca como al posarse, Moisés pronunciaba expresiones de alabanza a Yahvé.

No era un amuleto mágico. El Arca no era un amuleto mágico. Su sola presencia no garantizaba el éxito; más bien, las bendiciones de Yahvé dependían de la condición espiritual y de la obediencia fiel de los que la poseían. Por esta razón, los israelitas, acaudillados por Josué, sufrieron una derrota en Hai debido a su infidelidad, a pesar de que el Arca estaba en el campamento. (Jos 7:1-6.)

Lugares donde se guardó el Arca. El Arca no se guardó en un lugar permanente hasta que se erigió el templo de Salomón. Cuando se completó la mayor parte de la conquista del país (c. 1467 a. E.C.).

Por fin fue trasladada a Jerusalén, transportada como era debido por los levitas y allí estuvo guardada en una tienda durante el resto del reinado de David. Los sacerdotes quisieron llevársela cuando huyeron con motivo de la rebelión de Absalón, pero David insistió en que permaneciera en Jerusalén, pues confiaba en que Yahvé les permitiría a todos regresar indemnes. Él anhelaba construir una casa para poner en ella el Arca, pero Yahvé postergó su edificación hasta el reinado de Salomón. Fue entonces, con motivo de la dedicación del templo, cuando se trasladó el Arca de la tienda en la que se hallaba en Sión al Santísimo del templo, que se había edificado sobre el monte Moria, donde fue colocada bajo la sombra de las alas de dos grandes querubines. El Arca fue la única pieza de todo el mobiliario que había estado en el tabernáculo que se llevó al templo.

Lo último que se sabe del arca es que, en el año 642 antes de nuestra era, el rey Josías ordenó colocarla de nuevo en el templo, según indica 2 Crónicas 35:3. Pero ¿por qué la habían sacado? Es posible que la hubiera quitado del templo uno de los predecesores de Josías, el apóstata rey Manasés, de quien se dice que introdujo una imagen pagana en el templo. O puede que la hubieran trasladado a fin de protegerla durante las obras de reparación encargadas por Josías . La Biblia no revela qué pasó después con el arca. De hecho, ni siquiera figura en la lista de objetos que los babilonios tomaron del templo cuando conquistaron Jerusalén en el 607 antes de nuestra era (2 Reyes 25:13-17).

15 comentarios:

Ella dijo...

Alguien te dijo que te deberían de dar el título de historiador oficial del blog, tenía razón.

El tema del Arca es algo que me apasiona, he leido mucho sobre el tema y, en honor a la verdad, tu versión es la que más me ha gustado. Gracias

Besos

Mayte® dijo...

Es un tema que a más de uno nos apasiona. Tanto misterio y ocultismo en derredor del arca hacen que mil versiones distintas circulen.

Perfecto Manasés.

Gracias por compartir una versión libre, de un trozo, de historia apasionante.

Un beso

wppa. dijo...

Absolutamente encantada me dejas Maneses , es un tema que no aborde nunca y partir de tus primeros relatos me apasiona cada vez màs .
Espero compartir muchos màs ,eres genial en tus articulos y con un conocimiento de causa impresionante

wppa. dijo...

No salio el beso ajaj
Un besote Maneses
wppa.

Miranda dijo...

Mannnn:

Al igual que Wppa, tampoco había abordado este tema, tu relato le da otra perspectiva y me invita a leer sin prisas.

Gracias por hacerlo de esta manera.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

*Inesperada* dijo...

Manases, historiador por derecho.

Exquisita exposición de un arca suntuosa y guardiana de tesoros de los fieles a Yahvé.

Me encanta leerte, buscador incansable de sabiduría, cuando vienes.

Gracias, desde mi lado.

scarlet2807 dijo...

Manases, realmente es un verdadero placer leerte, si bién es cierto, yo algo había leído, tú haces que me entre " el bichito de la curiosidad " por saber más.
Eres un gran aporte, y coincido con ELLA, deberían darte el título de " historiador oficial del blog"
Un beso, y mi agradecimiento, por tu " baño de cutura"

Scarlet2807

Carmen dijo...

A mí también me apasiona el tema. Leo con gran atención todo lo que escribes y se te nota un apasionado de la historia. Sigue, por favor, deleitándonos con tu particular versión de ella.

Un beso

Ella dijo...

Oye que digo que, como lo he leido de nuevo,me he dado cuenta de lo malo que era el Manasés ese ¿tú no serás descendiente suyo, no?

Besos

Soñador dijo...

Gracias manasés por este trozo de historia biblica.

Madeira dijo...

A mí me gusta mucho la historia Manases. Tus relatos son interesantes por su temática, estupendos por su forma y sencillos por su toque pedagógico.
Un maravilla el leerlos.

Anónimo dijo...

Aparte de la Biblia ¿hay algún documento historico sobre esos temas?
gracias.

el apocrifo

Mayte® dijo...

Pues yo no soy muy entendida, pero todos estos temas son anteriores a la Biblia, así que supongo que documentos históricos si que hay. Hay más de un libro sagrado también que haga referencia. (La Torá, El Corán)... Esperemos que nos responda Manasés, porque estos temas me encantan y ojalá que nos traigo muchos textos históricos.

P.D. Apócrifos, no son los evangelios extracanónicos? son muy posteriores a este tipo de relatos históricos.

Ella dijo...

Apócrifo, (curiosa firma, por cierto, significa fingido o falso), con independencia de lo que te responda Manasés, te recomiendo la lectura de los Papyrus Anastasi, en concreto el VI, es más que interesante y fue escrito sobre el año 1.250 A.C.

Un saludo

Alejandro dijo...

Yo leyéndoos a algunos me siento fuera de lugar, simplemente no estoy a la altura pero intentaré aprender.

Lo tuyo es rigor escribiendo, da gusto leerte.

Un saludo

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...