1 de junio de 2010

Cuando el amor se acaba


Por mi profesión, (soy abogado), estoy casi diariamente en contacto con casos de separación o divorcio. Las parejas se divorcian por muy diversas causas pero, muy pocas veces, de la forma que llamaríamos "civilizada", es decir, sin hacerse daño gratuitamente, sin que una de las partes pierda poder adquisitivo en favor de la otra y sin, sobre todo, utilizar a los hijos como moneda de cambio y arma arrojadiza.

Por lo general, en casi todo caso de divorcio, existe lo que llamamos el tercero en discordia, que suele ser la persona de quien él o ella se han enamorado o encaprichado y que deviene en el detonante de la separación y, a veces, muy pocas realmente, el tercero en discordia no tiene nombres ni apellidos sino que es, simplemente, la falta de amor.

Cuando el amor se acaba, por lo motivos que sean y que no voy a entrar a plantear aquí, se pueden hacer dos cosas: seguir viviendo con la persona con la que te casaste o darte a ti mismo y a esa persona la oportunidad de abrirse al mundo, de estar receptivo para encontrar de nuevo a alguien con quien compartir tu vida.

Se requiere una cierta dosis de valentía para confesarte a ti mismo que ya no es amor lo que sientes por tu pareja, que la quieres, la respetas, darías cualquier cosa por ella, que tenéis relaciones sexuales satisfactorias porque los cuerpos se conocen pero que, desde no sabes cuando, ya no la amas. Cuando te autorizas a hacerte esta confesión, quizás llega la parte más difícil, que es decirle a tu pareja lo que te ocurre y, a veces, escuchas con alivio que ella está en la misma situación que tú y que, aunque lleva tiempo así, no te ha dicho nada porque te quiere tanto que lo último que haría en su vida sería herirte pero, al igual que tú, tampoco te ama.

Mi mujer y yo fuimos valientes (nunca la llamaré mi ex, ella será siempre mi mujer), ya hace dos años ella me dijo un día aquello tan consabido de "tenemos que hablar" y hablamos mucho, también lloramos, reímos e incluso hicimos el amor una última vez pero dejamos algo claro, que ya no había amor entre nosotros y que ella con 45 años y yo con 48 teníamos mucha vida por delante para vivirla simplemente como amigos. Así que nos divorciamos, nos repartimos equitativamente los bienes y nuestros hijos, ya mayores, vivieron nuestra separación sin ningún trauma.

Ahora somos grandes amigos, reímos cuando le digo que la llamo por teléfono más que cuando estábamos casados, me dice cara dura cuando la despierto para que me aconseje sobre qué corbata ponerme. Ella ha encontrado a una gran persona que la hace feliz y yo, de entrada y cuando me lo presentó, le advertí de lo que podría pasarle si se le ocurre hacerle daño a mi mujer. Yo espero.

16 comentarios:

Madeira dijo...

Sólo se me ocurre comentar que deberías difundir este escrito por todos los medios conocidos.. Algunas personas consideran que plantearse la vida racionalmente -o civilizadamente como quieras llamarlo- es un signo de frialdad. Yo diría que es todo lo contrario. Es respeto por lo vivido, es recuerdo de un amor que existió, es primar a los hijos por encima de todo..
No sé si realmente lo que has escrito coincide con un hecho real, pero a mí me ha gustado muchísimo.
Un abrazo

Mayte® dijo...

me lo has puesto a guevo.

A ver, Alex.
Somos amigos, y ahora que te leo te pregunto, ¿qué esperas? que ella se meta en un jaleo con su pareja y aparecer tú cómo el quijote que la defienda?, o esperas encontrar tu propia pareja?.
Si esperas lo primero, ¿qué amor se terminó?. Espero más bién que te refieras a lo segundo. Ya hace dos años de eso y es hora creo yo, que dejes de preguntarle sobre corbatas.
Ya te agarraré por banda eh! pero esto me lo aclaras.

Besitoss

Carmen dijo...

Esa es May, acaba de llegar Alejandro y ya echándole la bronca,no cambiará nunca.

Por mi parte, bienvenido Alejandro.

Un beso

Ella dijo...

Totalmente de acuerdo con Carmen, qué menos que darle la bienvenida, digo yo, esta Mayte no tiene remedio.

Me gustó tu escrito Alejandro, ojalá mucha gente tomara ejemplo o reuniera la valentía necesaria.

Un beso

Mayte® dijo...

jajajajjaaa

Es cierto, me olvidé de darle la bienvenida. Estoy tan acostumbrada a charlar con él, que se me pasó por completo que vosotras no teneis ni idea.

Bienvenido Alex y no te digo perdona, porque ya me conoces lo despistá que soy.

Besitoss

wppa. dijo...

Bienvenido al blog , encantada de leerte Antonio , tu tema sobre el divorcio y las separaciones , me ha parecido de lo màs interesante.
Ojala siempre fuera asi y mucha gente siguiera tu ejemplo ,pero por desgracia es una minoria bajo mi punto de vista quien acepta a la primera un mutuo acuerdo.
Yo personalmente en mi familia , concretamente con un hijo ,lo he tenido que vivir ,y nos costo pelear màs de dos años , por un acuerdo ,y eso que no habia hijos en comun.
De nuevo encantada de leerte y de saludarte Antonio,
Un cordial saludo..
wppa.

LIA50 dijo...

Alejandro, bienvenido!! y que bien este escrito, lo has hecho tan claro y simple, hay que tener mucha inteligencia para saber cuando algo no va más, y permitirse el seguir caminos separados, aun queriendose, pero sin amarse como pareja, me gusto mucho. Un saludo Lia.

Miranda dijo...

Aleeeeeee:

Bienvenido a este bello rinconcito.

Excelente tema has tocado y como bien lo mencionas, es muy difícil terminar una relación en forma "civilizada", me da gusto que la tuya fue una excepción.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

(Ainsssss, eres Alejandro Antonio??? o a Wppa le gustó más el segundo nombre 'pa ti???) ji ji.

*Inesperada* dijo...

Hablas en primera persona,de un acto de madurez y porqué no de valentía, tras el cual se te lee sosegado.
Celebro el desenlace cordial como pareja que érais, poco común y cordial.
Que reine la amistad y confianza a posteriori, revela la calidad humana de los dos.
Felicidades por ello.

Bienvenido a nuestro blog.

Gracias, desde mi lado.

scarlet2807 dijo...

Alejandro:
Bienvenido, te diré que te entiendi perfectamente, yo me casé , muy nuña, tuvimos una hija maravillosa, pero cuandio ví que el amor había terminado, (se acabó).no me conformo con menos...
Es más somos grandes amigos y, y cuando hace unos meses murió su pareja ( te aseguro, la sentí más yo, que él), " debo ser un bicho raro, yo"

Un beso, Scarlet2807

Manases dijo...

Bienvenido Alex,... comentando tu articulo, quiero decirte que estoy totalmente de acuerdo, solo que a veces no es cuestión de valentía, en otros casos es altruismo y sacrificio, aunque te arrepientas toda la vida de no haber dado el paso........lo dicho saludos

wppa. dijo...

AHHHHH disculpas Alejandro , ¡¡QUE DESPISTE¡¡¡¡.
¿Porque dije Antonio??'
Lo siento .
Saludos¡

Fibonacci dijo...

Bienvenido Alejandro, en cuanto al escrito muy acertado.
Pero tambien debes saber, que hay miles de divorcios diariamente, no todos son como los que relatas, quizas esos sean los menos, lo que pasa que se le da más por publicidad por una sociedad que quiere desligar el machismo de la misma, hay infinidad de separaciones que se hacen de mutuo acuerdo y no siempre hay una tercera persona por medio.
debido más a la liberación de la mujer y en una sociedad de consumo como la que tenemos, ahora no se aguanta absolutamente nada y encima auspiciado por otras parejas que ves como a sus años se han separado y los ve con unas o con otro, saliendo y teniendo esa libertad que quizas el matrimonio ha cortado,eso hace que las separaciones aumenten,.
Me estoy enroyando demasiadoy esto no es lo mio.
Un abrazo y bienvenido

Soñador dijo...

Bienvenido y gracias por eel escrito

Alejandro dijo...

Gracias a todos por vuestra bienvenida. Nunca estaré avuestra altura pero aportaré cuando pueda mi granito de arena.

Y,May, lo sabes perfectamente, espero el amor, sé que llegará pero seré toda mi vida un Quijote si mi mujer me necesita.

Un beso May

D'MARIE dijo...

Bienvenido Ale..Muy bueno lo tuyo,espero estes a gusto!!
Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...