1 de julio de 2010

LARISSA ( 1 )


Quiero presentarles el relato de un amigo mío, que quiere permanecer anónimo, a mi me gusta mucho como escribe, y creo que a vosotros también os gustará
.Iré poniendo pequeños trozos de su historia, a medida que me los vaya enviando, les aseguro que yo no sé más que vosotros , como se desarrollan los acontecimientos, así que quedaré tan expectante y ansiosa como ustedes a la espera de la continuación.
..
Muchos besos para todos, Scarlet2807

El automóvil circulaba por la carretera desierta, llena de curvas y fuerte pendiente que llevaba al cabo, su viejo motor forzado emitía sonoros rugidos con los frecuentes y bruscos cambios de marchas.
La tarde era desapacible con fuertes rachas de viento helado y unas nubes grises y amenazadoras que presagiaban tormenta. En algunos momentos se podía ver el mar de un gris plomizo y en esa calma tensa previa al temporal.
El conducía como un autómata, ensimismado y de forma instintiva se dirigía a un lugar con la soledad necesaria para realizar la idea que martilleaba en su cerebro.
Su destino era un promontorio rocoso de mas de 300 mts. de altura sobre el mar con una pequeña meseta en la cumbre donde se hallaba el faro automático de señales marítimas.
Muchas veces había subido hasta allí con Ella en días soleados para disfrutar de la hermosa vista de las playas y los barcos de vela, en una zona muy poco frecuentada por el difícil acceso.
Antes de llegar al faro había un frondoso bosque de pinos en el que les gustaba internarse para buscar un claro donde tomar el sol y hacer el amor acompañados solo del rumor del viento entre las hojas, los gritos de la gaviotas y el canto de las cigarras sobre la manta que aún guardaba en el maletero.
Recordaba cada ocasión, cada momento, cada milímetro del ser amado y su aroma; Oía su risa, sentía sus besos y el tacto de su piel suave y hermosa en la desnudez que se ofrecía solo para él.
El recuerdo reavivó su dolor y no pudo evitar que las lágrimas empañaran su visión unos segundos.
De pronto, en una curva se encontró de frente con una furgoneta que descendía a toda velocidad. Solo sus reflejos y la brusca maniobra del otro conductor evitaron la colisión; La furgoneta siguió su camino a toda prisa y mientras El se detenía al lado de la carretera.
Era una paradoja, pensó, quería terminar con su terrible sufrimiento y, en el momento en que un choque frontal hubiera cumplido sus deseos, su inconsciente lo había evitado
Continuará....

8 comentarios:

Ella dijo...

Es bueno tu amigo, Scarlet, nos ha dado lo suficiente para imaginar algo de lo siguiente y, a la vez, poquito para engancharnos.

Besos

*Inesperada* dijo...

Scarlet, si es tu amigo, es suficiente carta de presentación.
Me ha gustado su fondo, su forma tan descriptiva y su pluma elegante.
Gracias, a los dos, siempre.

SalvaX dijo...

La historia parece interesante.
Esperemos la continuación.

Mayte® dijo...

Ya estoy intrigada por la siguiente entrega.

Dale a tu amigo las gracias por compartir nena y a tí un beso enorme por servirnos de enlace.

Carmen dijo...

Es bueno, espero que no tarde mucho en la siguiente entrega.

Un beso

Anónimo dijo...

Como siempre una narración extraordinaria, pendientes del final.
Un besazo
Enmatojado

Rosso dijo...

Scarlet, espero la siguiente entrega, me uno a las otras opiniones sobre tu amigo.
Besitos.

BONBOM dijo...

Bien yo como lo empece al reves jajaja, es una manera diferente de leer, pero me gusta mucho como escribe tu amigo ya te lo dije antes , besos para los dos

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...