4 de junio de 2010

Tabernáculo





¿Sabías, mi amor que, en la Biblia, Exodo 25.8, se pueden leer las siguientes palabras de Yaveh?: "Me erigirán un santuario y habitaré en medio de ellos". Los israelitas, durante el éxodo de Egipto, construyeron un santuario móvil en el desierto mientras Salomón construía el templo de Jerusalén, este santuario fue llamado Tabernáculo.

El Tabernáculo medía 30 codos de largo por 10 de ancho, el equivalente a unos 52 m2 actuales, y estaba dividido en dos espacios:

- El Santo Lugar, donde estaba la Menorá (candelabro de 7 brazos forjado en oro que representaría los arbustos en llamas que vio Moisés en el Monte Sinaí), la mesa de los panes de la ofrenda y el altar donde se quemaban los perfumes o inciensos.

- El Santísimo lugar (Sancta Sanctorum), donde situaron el Arca de la Alianza que contenía las reliquias del Exodo: La vara de Aaron, Las Tablas de la Ley y maná.

Ambos lugares estaban separados por un gran velo de cuero de extremado grosor.

El espacio que rodeaba al Tabernáculo se llamaba Atrio, lugar donde también estaban situados el Altar de los holocaustos (donde se quemaban los animales ofrecidos en sacrificio para expiar los pecados) y el Altar de bronce (donde los sacerdotes se lavaban pies y manos antes de ejercer su ministerio).

Había también otro Atrio, llamado el de los gentiles, donde se concentraban aquellas gentes que venían a adorar a Dios pero no eran judíos o israelitas.

Hecha la referencia histórica, ahora te voy a hablar del tabernáculo con minúsculas, del mío y del tuyo y, para hablarte de él, voy a usar también la otra acepción de la palabra, la traducción literal del latín Tabernaculum, es decir, tienda de campaña.

Nuestro tabernáculo particular, mi vida, es la tienda de campaña formada con las sábanas con las que cubrimos nuestro lecho de amor, pero es también Santo Lugar y Sancta Sanctorum.

Es nuestro Santo Lugar, aunque modesto en cuanto a dimensiones, porque hay una menorá intangible donde arde nuestro fuego mutuo, porque contiene la mesa de las ofrendas ¿cómo llamar si no a nuestras almas ofreciéndose mutuamente?, y porque tiene un altar para quemar los perfumes, que es el tálamo donde reposan nuestros cuerpos perfumados antes de la ofrenda, de nuestra ofrenda de amor continuado durante la que se volatiliza ese perfume que desprende nuestra unión.

Es nuestro Sancta Sanctorum porque mi cuerpo se transforma para ti en el Arca de la Alianza donde guardas tu vara cuando te conviertes en Aaron, mi sumo sacerdote, arca donde viertes tu maná, guardando así las tablas de la ley de nuestro amor, que se escriben con la comunión de nuestros cuerpos.

Y, por si te queda duda, mi vida, te lo resumo así:




Atrio fue el jardín de su morada,
escondido en él su altar para holocaustos
altar de bronce fue la alberca del jardín
lugar de libaciones de su sumo sacerdote
tabernáculo fue su tálamo nupcial
santo lugar donde ardió la menorá de sus deseos
mesa que contuvo los panes de su ofrenda
altar donde quemaron el incienso de su amor
velo sagrado fueron sus sábanas de lino
protectoras del sancta sanctorum de su cuerpo
arca de la alianza fueron las entrañas de ella
arca gozosa al recibir la vara de su sumo sacerdote,
guardiana del maná que fue por siempre su alimento
protectora de las tablas de la ley que marcara su futuro

14 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Ella realmente, son una belleza de sensualidad y amor tus escritos, insisto, tu marido debe sentirse un ser muy afortunado de haberte encontrado...

Un beso, Scarlet2807

PD: dale mis felicitaciones a tu marido

*Inesperada* dijo...

Interesantísima historia, la que nos relatas, con la destreza que demuestras y la sensibilidad con la que le hablas a tu "amor mio".

Gracias, me ha encantado y mucho.

Fibonacci dijo...

Emitten lucen tean et veritatten tean; me deduxerunt et adduxe runt in.monten sanctun tuun et in tabernacula (Mishkan) tua.
http://www.youtube.com/watch?v=Pd-A72BP2xQ
Eres extraordinaria Ella.
Un besote

Rosso dijo...

Ella, precioso, genial, no se me ocurre muchas más cosas, solo que escribes extraordinaria, me encantó la manera en que llegas a la comparación. Genial.
Un beso, amiga del alma.

Carmen dijo...

Qué suteliza y, si me permites, qué maestría para mezclar lo sagrado con lo humano y lo sensual y no resultar vulgar.

Un beso

Alejandro dijo...

La verdad es que me sorprende, hoy me preparaba para una mini clase bíblica y termino leyendo como relatas con mucho acierto una relación sexual sin salidas de tono. Eres hábil haciéndolo.

Un saludo

wppa. dijo...

Sin palabras me dejas una vez màs.
Simplemente decirte que explendido .
Un beso
wppa.

Mayte® dijo...

Me encantais varios con vuestros escritos. No solo me animais a leer cada dias más, sino que dais lecciones magistrales de historia.

Un beso niña.

Gracias por compartir

Soñador dijo...

Gracias Ella no se que decir con tanto judio, la verdad, pero me encantas , lo haces muy bien.

LIA50 dijo...

Ella, cada escrito tuyo es una ofrenda de amor, realmente te superas cada dia...Maravillosa..Besos Lia.

Manases dijo...

Ella excelente tu articulo, solo tengo una duda, El sumo sacerdote solamente entraba en el Santísimo el Día de Expiación anual; nadie más podía pasar en ningún momento de la cortina que separaba este cuarto del Santo. Me da a mí que este hombre iba a pasar mucha hambre
Solo podía entrar una vez al año, tu veras si quieres areglar algo...besos Ella

Ella dijo...

Nada, de una vez al año ni pensarlo. Si hay que cambiar la Biblia se cambia y punto. Eso faltaba, jajajaja.

Besos

Miranda dijo...

Ellaaaa:

Eres una mujer excepcional, admiro ese toque tan exquisito que le das a tus escritos.

Besitosssss.

D'MARIE dijo...

Bella mujer ,por todos tus escritos,mucho mas bella aun!!Dejas encandilar nuestras almas..Buenisimo!!
Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...