14 de junio de 2010

RECUERDOS , CAPITULO V


Ha pasado un año, el señor para quien trabaja toda la familia se marcha a vivir al extranjero y le vende a Juan sus empresas, una granja, una carnicería, un almacén de materiales de la construcción y algunos patios.

Juan no sabía leer ni escribir pero era muy inteligente, así que cerraba los tratos con un apretón de manos y su hija mayor, Ana, llevaba la contabilidad y todo lo referente a oficinas.

Eduardo se ocupaba de repartir los materiales a los clientes con el camión y Antonio, con sólo catorce años, tenía terminado el bachiller superior y era el orgullo de Juan, quien tenía muchos planes para él.

Manuela estaba al frente de la carnicería, dedicándose a hacer el embutido al estilo de su pueblo en Jaén, lo que le supuso mucho éxito por la diferencia de sabores con los de donde vivian ahora, pronto tuvieron que contratar a más personas para que les ayudaran, en la casa y en la carnicería, la mas pequeña seguía en la escuela, cuidaba del bebe y, los días que hacían embutidos, colaboraba atando las cuerdas en los chorizos y se sentía muy importante.

Pronto empezaron a subir como la espuma y, cuando el Ayuntamiento quiso comprar un patio a Juan para hacer AFANIAS, Juan regaló el patio y el primer camión de ladrillos. Cuando se inauguró fue muy emocionante, pues descubrieron una placa de agradecimiento con su nombre, el de mi padre.

Era muy emocionante para una niña pequeña tener una granja, pues aparte de los cerdos había corrales con gallinas y patos y jaulas con conejos y tenían perros pastores alemanes para guardar la granja, sus preferidos eran Ruth, Tarzán, Sultan, Buck, pero habían más.

Por las noches, después de cenar, Manuela hacía malta con leche o poleo y, mientras Margarita hacia los deberes ayudada por Antonio, Ana enseñaba a leer a su padre.

Recuerdo sobre todo a mi hermana diciéndole a papá: la P= PE, la PE = PE.

Y mi padre se reía y decía: "anda que le quieres tomar el pelo a tu padre niña, si la P = PE, la PE = EPE
jajajaja", era siempre igual, nunca lo dijo bien.

Cuando se iba la luz encendía las velas y sacaba el parchis, le gustaba mucho jugar con nosotros y más todavía hacer trampas para hacernos rabiar, era muy bromista y cariñoso, nunca conocí a nadie igual.

En mayo del año 1969 mi padre enfermó, recuerdo que vine de la escuela y estaba en casa blanco como la pared, se cogia el estómago con las dos manos, entré y le di dos besos como siempre, él me cogio muy fuerte la cabeza y me la apretó contra su pecho. Estaba llorando.

_ ¿Qué te pasa papi, te duele mucho?

_ Si cariño, pero no te preocupes que ahora viene una ambulancia y me llevarán a un hospital, verás qué pronto me curan.

_ Al hospital que estuve yo, ¡y pondrán las luces y la sirena!.

_ Sí, hija.

_ Pues me da miedo papi.

_ No hija, no tienes que tener miedo, que eres una mujercita y tienes que cuidar a la mamá y a Juan Manuel  ¿eh?.

_ Vale, pero ¿ vas a tardar mucho en venir?.

_ No lo sé hija, pero tú eres muy valiente. Verás, si no viniera, tú mira siempre a las estrellas y verás como hay una en el cielo que te hace guiños, seré yo diciéndote: "¡Hola te estoy viendo!", ¿te acordarás?.

_ Sí papi, pero yo no quiero que te vayas con las estrellas, yo quiero que te quedes conmigo.

_ Y yo también hija pero tienes que saberlo por si acaso, para que seas fuerte y ayudes a mami lo has prometido ¿eh?.

_ Sí papi.

La coge otra vez, la aprieta contra su pecho, le da mil besos y llega la ambulancia. Sube en ella y se despide de sus dos hijos pequeños con los ojos llenos de lágrimas, es la última vez que los ve.

Tenia tres úlceras sangrantes, y en el año sesenta y nueve no era como ahora , la medicina no estaba tan adelantada.

El día catorce de Junio de ese año mi padre murió a los cuarenta y dos años de edad, dejó a mi madre rota de dolor y a cinco hijos sin saber por qué.

A partir de ahí fue todo diferente, nuestra vida dio un giro de ciento ochenta grados.

Hoy, cuando se cumplen cuarenta y un años de su muerte, sólo tengo mucho amor hacia el hombre que sin duda más me ha querido, aún recuerdo sus besos, sus bromas, cómo me hacia rabiar, y cómo me hacia reír.
Le sigo echando de menos, y sigo mirando las estrellas hasta que me hace un guiño, yo le tiro un beso y le cuento mis cosas ,después me voy a dormir sabiendo que esa estrella velará mi sueño.

Descansa en paz, te quiero.

Escrito por Bombón

12 comentarios:

wppa. dijo...

Bonbom , me uno a ese homenaje a tu padre , me ha traido muchisimos recuerdos del mio , tambien murio de ulceras sangrantes de estomago a los 65 años , yo tenia 19 , un dia 19 de agosto ,
Casi me voy detras de el , falto poco no era capaz de superar su marcha , necesite mucha ayuda , me volvi loca de dolor y aun hoy en dia no lo he podido olvidar ni un solo dia ,por eso te entiendo y te comprendo.
Y ciertamente èl estara en una estrella cada noche velando tus sueños ,
Descanse en paz
te quiero bonbom
Un beso
wppa,

Ella dijo...

Bombón, a pesar de ser muy triste es un precioso recuerdo. Yo tengo muy próximo el aniversario del fallecimiento de mi padre, es el dia 26 y sólo hará 4 años. Le añoro como si fuera el primer dia pero yo, a diferencia de ti, le pedia a Dios que se lo llevara para que lo librara del maldito Alzheimer. Igual hasta se conocen ahí arriba, mi padre también se llamaba Juan y he llorado leyendo esto.

Muchos besos

scarlet2807 dijo...

Bombon, he llorado mucho leyendote, eres realmene "especial"
Es más no creo, que haya nadie que sea capáz de leer lo tuyo y no llorar, y si existe alguien asi? no me interesa conocerlo
Te quiero, y mucho..
Eres bella y fuerte, muy fuerte,
Muchos, muchos besos , TU ANIGA
Scarlet2807

Eric_sbn dijo...

Bombom...

Mientras lo recuerdes y escribas sobre tu padre`, èl estara siempre vivo y quiero decirte que me ha encantado estas 5 Recuerdos de tu vida.. son todos muy bonitos.

Dicen que los valientes mueren jovenes.. y estoy seguro que donde tu papi este, te estara observando con mucha alegria.

chau
sè feliz Margarita

Eric_sbn

D'MARIE dijo...

Los padres nunca se van,estan dentro nuestro.Somos su continuidad.Nostalgico pero encantador!!
Besis

Fibonacci dijo...

Solamente mueren quien es olvidado.
Un beso guapetona

Madeira dijo...

Bonbom me ha costado terminar porque me he emocionado mucho. A veces pasa que cuesta leer algún texto por lo muchísimos recuerdos que traen.
Un beso grande.

Rosso dijo...

Bonbon, duele, como duele la pérdida de alguien tan querido, también a mi se me escaparon algunas lágrimas leyendote. Que homenaje tan lindo a Juan, estas letras son la placa que su hija le dá a título personal, y él la luce haya donde esté.
Bonbon, besos para ti y Manolo.

Mayte® dijo...

Precioso homenaje a tu padre Marga.

Esté donde esté, siempre estará orgulloso de ti.

Un beso enorme y para tu familia.

Soñador dijo...

Gracias Bonbom por regalarnos parte de ti.Un abrazo

LIA50 dijo...

Bombón, las persona queridas viven en nuestros recuerdos...Gracias por mostrarte...Un beso Lía.

Carmen dijo...

Entrañables recuerdos Bombón. No dejes nunca de ver esa estrella.

Un beso

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...