17 de junio de 2010

Neutralidad

Hay quien defiende la neutralidad de las palabras sosteniendo que, per se, una palabra o una frase no significan más que lo que su definición indica.

Yo no estoy de acuerdo, para mí la palabra nunca es neutral porque, dependiendo de si la lees o la escuchas, de si tiene uno u otro tono, de si está en uno u otro contexto, pueden provocar un amplio abanico de diferentes emociones.

Con las palabras se puede hacer daño, acariciar, expresar amor e infinítamente muchas más cosas.

Para explicar mi pensamiento al respecto pondré un simple ejemplo, una frase, un saludo un "buenos dias".

Si lo leo, ese simple "buenos días" a mí normalmente me provoca una reacción inmediata de responder con lo mismo, una norma de educación establecida, luego ¿dónde está su neutralidad?, si me impulsa a contestar con lo mismo, si no me deja indiferente.

Si lo escucho, mis reacciones se amplían, ese "buenos días" me puede provocar desde rechazo (cuando lo oigo en un tono seco y dicho como a regañadientes), bienestar (cuando lo escucho en un tono de voz agradable y sincero), alegría (cuando viene de algún amigo) y hasta otras emociones (cuando viene de alguna persona muy querida).

Por eso, no puedo defender la neutralidad de la palabra, para mí siempre serán inocentes o culpables, según el caso.

11 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Tienes tanta razón Alejandro, muchas veces decimos "buenos días", sin siquiera pensar en lo que estamos deseando, solo como algo mecánico...

Un beso, Scarlet2807

*Inesperada* dijo...

¿ Y cuando alguien que nunca viste te da sus buenos días, sin pedir nada a cambio, con brillante mirada, sin esperar ni respuesta?
¿ Qué respondemos?

Mayte® dijo...

Jo

Entonces habrá que leerme a mi que me limito siempre a decir.

Buenassssssssssssssssss

Sea mañana, tarde, noche, o solo sea una confusión metal.
Muy bueno Alex.

Beso

Madeira dijo...

Alejandro comparto tú idea. Para mí las palabras no son neutras y el uso que le den las personas, tampoco.
Claro que tampoco vamos a estar analizando a la milésima todo lo que se dice, escucha y lee. Acabaríamos agotad@s.
Me ha gustado mucho tu reflexión.
Un abrazo

Carmen dijo...

Totalmente de acuerdo, no son neutras, al contrario, tienen fuerza, para hacer bien y para hacer mal.

Un beso

Fibonacci dijo...

El único Don que tenemos es la palabra,con ella podemos expresar cada uno de nuestros estados y lo mas importante, "comunicarnos",algo primordial en nuestra vidas.
Tambien es cierto que se puede declarar la guerra.
Acordemonos de quiene no pueden utlizarla y tambien de los que lo hacen aprochandose de ellas, para menosreciar a otros.
Pero que bonito es cuando se oye el primer sonido en un recien nacido, rivalizando si ha dicho papa o mamá.
Un abrazo Ale

*Inesperada* dijo...

Lo neutro, carece de color, de sabor y de musicalidad y es improductivo per se.

Las palabras, en saludo, despedida, referidas a actos humanos, dicen mucho de quien las emite.
Impregnarlas de sonrisa, de un tono de color brillante y ademanes amigables, con sonrias, es como cuando amanece, el sol inunda las sombras y todo es luz.

Manases dijo...

muy sabias tus palabras alejandro , no es lo mismo decirle a la parienta que verruguita mas bonita tienes , que decirle quita esa peazo verruga delante que no me deja ver la tele,pues no no tiene nada de neutro. .....un abrazo alejandro

wppa. dijo...

Creo , que se crearon normas de educacion , el dar los buenos dias a alguien sin conocerlo es un acto de costumbre , pasamos de largo despues sin importandonos nada si tiene un buen dia o no,pero quedamos divinamente a los ojos de quien lo recibe .
Un beso
wppa.

LIA50 dijo...

Lo que dicen las palabras no dura.Duran las palabras.Porque las palabras son siempre las mismas y lo que dicen no es nunca es lo mismo.
Antonio Porchia. Besos Lia.

D'MARIE dijo...

Creo que la mejor forma de comunicacion, es un buenos dias,acompañada de una sonrisa.ASsi sea desconocida la persona,vale tanto, la sonrisa que desplegas que la palabra en si..
Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...