8 de junio de 2010

* Dama de chat *


Un sábado cualquiera, sin tener en cuenta el almanaque, con el aburrimiento por montera.
Con la decisión de un soplo de aire fresco, decidió la dama navegar, sin velero, sin sombrilla de playa, ni razones.

Apareció de repente ante cientos de ojos, que escudriñaban su torpeza femenina, decidiendo lo elegante, ante lo vulgar, tomando lo cortés y deshechando lo supuesto.

Para amenizar, como solía, eligió sus canciones, todas del amor que nunca tuvo. Amores eternos, con luna llena sobre la playa, en el ocaso de su día.
Violines dolientes adormeciendo las penas de su corazón marchito.
Traveseras juveniles taladraban las pocas ilusiones, que apretaban contra su pecho de mujer.

"Si tu te atreves", - escuchaba.

El paraíso estaba ahí mismo, justo delante de sus ojos tristes, paseando lentamente el devenir de un amor mágico, recien nacido para ella, la princesa más bella.

Y su corazón floreció de nuevo, o por vez primera en realidad, ante sus ojos absortos, galopando estremecido.
La noche fué tan hermosa como jamás pensara.
Él invadió sus sentidos, poco a poco, de una forma inusitada, sin permisos, ni razones, dijo que la quería y que, como nadie, había sido capaz de enamorarle.
Derramó su alma, su vida, sus sueños en pos del caballero, que le había robado el corazón, sin su permiso.

Le amó a escondidas, despacio y con la prisa de la vida por vivir y dijo sí ante sus ojos.
Pudo ser y fué la más dulce y la más perdida, entre los suspiros de las noches de confidencias y te quieros.
Amó hasta la locura y quiso darle forma, color y paisaje a ese amor de caramelo.
Ser la princesa en sus brazos de aire era tan fácil, como la vida que, coqueta mostraba una melodía: -"Dios como te amo".
Amó largo tiempo, desde su atalaya, sin verle si quiera una vez.
Desde el horizonte de sus penas, con el anhelo roto en mil pedazos de suspiros quedos, nada tuvo, en realidad.

Y dijo adiós con un beso de colores, al amor de sus amores, para siempre.

12 comentarios:

Mayte® dijo...

Bellísimo relato Inés.

Dulce, melancólico, triste, actual, elegante como todos tus textos.

Un abrazo de oso amiga mia.

Miranda dijo...

Ines, Ines, me haces suspirar al recordar mis momentos de "dama de chat".

Impecable escrito.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

LIA50 dijo...

Ines, lo has descrito tal cual, amores de chat, fugaces, etereos, apasionados, imposibles, románticos,
bellisimo como todo lo que escribes.
Cariños Lia.

scarlet2807 dijo...

Inés, Diosssssssssss, qué identificada me sentí con tu escrito...
Demás de ser bellísimo, pero éso ya no es novedad en tí.

Un beso, Scarlet2807

Madeira dijo...

Inespe es hermosísimo pero queda un regusto lleno de tristeza.
Es maravillosa la forma que tienes de contar las cosas, llena de elegancia, de emoción.
Un beso grande.

Ella dijo...

A mí como siempre me asombras, Ines, con qué dulzura y qué delicadeza al expresarte narras algo tan actual.

Eres buenísima (escribiendo también).

Besos

Fibonacci dijo...

Muy bueno Ines, pero una pregunta ¿existen amores chateros?
Un beso

Soñador dijo...

Gracias por tu dulzura escrita inesperada.Un abrazo

Carmen dijo...

Escribes muy bien, coincido con los demás en cuanto a la dulzura, la transmites, se palpa en cada uno de tus escritos.

Un beso

Rosso dijo...

Inés, cada día me sorprendes más, bellísimo escrito, me gusta leerte y más después de días sin entrar en el blog, hoy lo hago, ya tengo alimento.
Besitos Inés.

Marga Bombon dijo...

Inesperada cielo, yo que te puedo decir, que no te haigan dicho,
simplemente es maravilloso,
pero esque tu eres maravillosa, un beso guapa

D'MARIE dijo...

Todo un encanto,tu relato...es muy de tu estilo..
Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...