5 de junio de 2010

Acogida

Llegan sus padres
presentaciones
un ramo de flores
abrazos cálidos
besos de verdad
nada de roces superficiales
me siento acogida
emocionada
no puedo ocultarlo
lágrimas futivas
el niño pregunta:
¿estás malita agu?
no, respondo
estoy bien, muy bien
él me atrae hacia sí
el niño toma mi mano
todos hacia el coche
todos riendo
¿serán mi familia?
están llenos de luz
voy hacia mi vida
voy hacia mi luz

11 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Carmen, ni te imaginas con el interés que te sigo, me tienes tán intrigada...
Quiero saber de una véz por todas a donde te conduce ésa luz, para si me gusta, yo ponerme en su búsqueda.

Un beso, Scarlet280

Mayte® dijo...

es posible que si, que hayas encontrado esa familia que tanto deseas y nunca llegaste a conseguir.

Un beso tesoro.

Fibonacci dijo...

me tienes en ascua carmen,y prefiero creer lo que Mayte deja entrever, ya que te conoce.
Un beso

margari dijo...

Espero, que esta luz, esté contigo siempre.
Te deseo lo mejor,del mundo a ti, y a tu nueva familia
Un beso grande
margari

Ella dijo...

Di que sí Carmen, besos de verdad, de los de muacksss, muackss.

Besos

Alejandro dijo...

Yo también quiero una luz de esas, aunque sea como un encuentro en la tercera fase.

Un saludo

Rosso dijo...

Carmen, muy bonito, como es el amor, mi deseo para tí, que jamás te abandone esa luz.
Besitos.

*Inesperada* dijo...

La luz la perseguimos en nuestro paso por la vida.
Dichoso el que la reconoce y elije iluminarse y dichoso quien ofrece la luz a quien en tinieblas camina.

Gracias, sigo tus relatos con gran apasionamiento de lectora.

D'MARIE dijo...

Somos seres de luz.Carmen, solo se debe mirar el interior de si mismo para vernos con esa iluminacion a la que tanto buscamos por fuera muchas veces...Que lindo!!
Besis

Soñador dijo...

Le estas dando un buen ritmo al escrito, me gusta mucho y ademas engancha.Gracias Carmen

LIA50 dijo...

Carmen, eres muy buena, te sigo...Besos lia.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...