12 de julio de 2010

La otra III



"Angeles, siento tener que decirte esto pero he tomado la decisión de casarme con Cristina, como tú sabes no puedo tirar por la borda mi futuro profesional que tanto me ha costado conseguir y, si me casara contigo, eso es lo que haría, dudo que pudiera encontrar otro trabajo tan bien remunerado y con tantas perspectivas de futuro como tú sabes que tengo ahora mismo. Además, el padre de Cristina me ha comunicado su intención de retirarse en cuanto nos casemos y me nombrará director de la sociedad, como puedes comprender es una oportunidad que no puedo dejar pasar.
Sé que esta decisión te va a hacer daño pero no tiene por qué cambiar nada entre nosotros, podemos seguir viéndonos como hasta ahora y..."

Lola, asqueada por la carta del que se supone que es su padre, hace una pelota con ella y la tira, furiosa, contra la pared. Minutos después, recapacita y piensa que tiene que saber todo y, cogiendo de nuevo la carta, la alisa y sigue leyendo:
"seguir siendo tan felices, pasaremos juntos todo el tiempo que me sea posible.
Te aseguro, Angeles, que nunca te faltará nada y que todo seguirá como hasta ahora, tú sabes que eres la única dueña de mi corazón y que lo de casarme con Cristina no tiene nada que ver con mis sentimientos, es solamente interés profesional.
Te espero en el lugar y hora de costumbre el próximo viernes.
Tuyo siempre
Manuel".

Lola empieza a sentir náuseas intuyendo que el que escribe la carta es su padre y el tipo de persona que es, le dan ganas de quemar todas las cartas, marcharse y seguir con su vida pero se obliga a seguir y coge la siguiente carta, esta vez es una copia apenas legible de la que su madre le envió en respuesta y lee:

"Manuel:

Aunque sabía que casarte con Cristina era una posibilidad que estaba ahí, jamás te creí capaz de hacerlo, siempre confié en tus promesas, en tus palabras de amor, ¿dónde está ese hombre que juraba amarme por encima de todo y que sólo esperaba el momento propicio para dejar a esa mujer que, según tú, sólo te inspiraba pena?.

Acudiré a la cita por un sólo motivo, tengo algo muy importante que decirte y, cuando lo haya hecho, saldré de tu vida para siempre.

Angeles."
 
 
Continuará...

13 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Por primera vez en un escrito tuyo, no sé que decir...
Que me encanta como escribes, ya lo sabes, pero respecto al tema tratado de verdad, no puedo opinar.


Besos, Scarlet2807

Miranda dijo...

María:

He seguido tu historia y este capítulo me ha dejado triste, quedo en espera del siguiente.

Besitosss.

*Inesperada* dijo...

No puedo pronunciarme aún María.
Lo que he leído me parece interesante y prometo comentar con más elementos de juicio.
Gracias, siempre.

Alejandro dijo...

Yo sí me pronunciaré, sin juzgar la historia, que presumo ficticia, te diré que escribes increiblemente bien y que atrapas al lector.

Un saludo

wppa. dijo...

Sigo leyendo la historia , poco a poco va aclarando la trama.
Un beso
wppa.

wppa. dijo...

Sigo leyendo la historia , poco a poco va aclarando la trama.
Un beso
wppa.

D'MARIE dijo...

Que carta tan fuerte,.pero honesta en el sentido ,que demuestra lo que es ,lo que siente y no se convierte en un mentiroso habitual en estos casos..Perfecto
Besis

LIA50 dijo...

María, me tienes subyugada con tus escritos, eres increíble. Besos Lía.

Anónimo dijo...

María, sigo pendiente de la historia. Ayer te pedía que no vieses el fútbol y siguieses... hoy estoy por pedirte que no cenes...
Un abrazo

Madeira

María dijo...

Madeira, por Diossssssssssss, que estoy a régimen, no me pidas que no cene, jajajaja. Lo tengo escrito, tú tranquila, cuando pongo el primer capítulo de algo suele estar terminado.

Gracias, a todas, sois estupendas y un razón para seguir dándoos la lata.

Besos

BONBOM dijo...

Maria yo he estado unos dias chunga,(para variar) asi que este es el primer capitullo que leo de la historia, me tiene atrapadita asi que cuando pueda me leo el anterior, pero no tardes en la continuación un besazo guapa

Mayte® dijo...

Es abominable que utilicen a una pareja como asunto económico, tanto da si es el hombre o la mujer.

Gracias a Dios creo que ya se da menos, pero se sigue dando.

Muy bueno el escrito María, aunque no son temas que me guste leer la verdad, me ponen de los nervios.

Un beso

Carmen dijo...

Me reafirmo, eres buena escribiendo, muy buena.

Espero el siguiente.

Un beso

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...