10 de abril de 2010

REVÉS



Quise escuchar melodías. Enmudeciste.
Propuse ir de la mano. Te vi pequeña
de lejana e inmóvil.
Dije del tiempo simultáneo
y apenas llevo mi paso silente.
Hablé de caricias, quedaron mis manos,
hablé de una cama y escucho mi sangre.
Tuve sed. En tu huída de siempre,
optaste por regar la senda imposible.

7 comentarios:

Soñador dijo...

Una busqueda más en tus letras que salen desde lo mas profundo de ti y que tienen los trazos inquietos de la sensibilidad.Creo que compones realmente desde el alma. Te leo siempre con muchisima curiosidad .Gracias

María dijo...

Simplemente conmovedor. Me ha hecho recordar unos versos de Juan Ramón Jiménez "Dejo mi sangre para que te persiga, no esperes a que salga la última gota para hacerte mía".

María

scarlet2807 dijo...

me dejas simplemente sin palabras.
Maetro, " cuando sea grande quiero ser como tú", así no dicen los niños cuando admiran mucho a alguien???

Un gran beso,
Scarlet2807

Eric_sbn dijo...

Excelente Tarzàn!

Muy bueno!!
Gracias por regalarnos tanto talento.

un apreton de manos

Eric_sbn

Mayte® dijo...

Yo: que nunca me faltan palabras para expresarme, enmudezco al leerte.

Hermoso Tano, realmente hermoso.

Un abrazo a la distancia

D'MARIE dijo...

Dejas el asombro,ante tanto arte.Felicitaciones!!
Besis

Madeira dijo...

Muy hermoso Tarzán.
Un abrazo

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...