POR EL FINAL


Un beso en cada mejilla como despedida, quedaban cuatro horas para llegar a casa.

La partida era antes de tiempo, estaba programada para un fin de semana fantástico e ilusionante, y se quedaron en tan solo ocho horas.

No era la misma, no era quien yo creía, las fotos y sus palabras, se quedaron en nada.

Si, hicimos sexo, pero solo quedó en eso, no había atisbo de nada, esa, que a través de su voz, sus letras impresas y su mala calidad de imagen en fotos, hizo que me prendará de ella.

Ya la comida fue un desastre, la miraba y no era quien yo creía, su sonrisa no era la misma, su voz tampoco y que decir del resto de ella, todo lo que me había dicho no se correspondía con la verdad, fue frustrante.

Un par de horas antes, cuando la vi donde quedamos, no la reconocí, su indumentaria estrafalaria, ese perfume que llevaba puesto con un olor muy fuerte a rosa y pene tratante, esa risa nerviosa y chillona me puso los vellos de punta.

El viaje de ida, se me hizo largo, estaba deseando estar con ella, en todo el camino mi mente estaba puesta en este encuentro tan ansiado, la abrazaría, la tendría conmigo, se harían realidad todos esos días que me había imaginado.

¿Donde quedaron esos días? cuando por primera vez me saludo en aquella sala casi desconocida para mí.

Yo era profano en esa materia, entré y saludé, ella me dijo hola, continuamos charlando de cosas intrascendentes, cuando la conversación tomaba derroteros más personales, me conmino a un privado, algo que yo desconocía y fue ella quien me mostró mis primeros pasos hacia ese lugar.

De esa manera un día tras otro; nos dimos el msm, foto mía puesta en él, ella un trébol, yo contento (había ligado).

Otro día después, una foto suya me mostró, guapa ella, mas joven que yo, (que suerte he tenido).

Fui un pardillo, le conté mi vida, mis inquietudes, mis deseos, mis defectos, todo salió de mi boca, casi no la dejaba hablar ¡eran tales mis ganas de caerle bien!.

Regreso a casa desolado, y sin saber de casi nada de ella, tan solo un par de horas de cama, (frustrante) que no me han valido de nada, pues ni tan siquiera llegué al final, “disculpas de nervios y que hacia mucho tiempo”.

Ahora vuelvo a entrar después de un mes, y soy el hazmerreír de la sala, comentarios de despechos, y mi vida puesta en boca de todos

Con gran alegría, y esparcida en una pantalla fría, desnudado y sin saber de mí, como si me conocieran de toda la vida.

Me han recomendado que haga lo mismo que ella ha hecho conmigo, que esparza su foto, que dé sus datos, y que le pague con la misma moneda, pero no soy así, nunca me atrevería a desnudar a una mujer ante todos.

No he vuelto a entrar en una sala como esa, ella sigue ahí, saludando a todo aquel que entra por primera vez.

9 comentarios:

LIA50 dijo...

Fibooo! me encanta todo lo que escribes, cada escrito es mejor que el anterior, supongo que esto que escribiste tiene atisbos de realidad, será por eso que me rehuso a encontrarme con alguien, que desilusión...!excelente tu relato.Un besote Lia.

*Inesperada* dijo...

Fibo, dura historia la tuya.
A veces nuestra mente nos engaña, abrimos nuestro corazón, necesitado, a personas que, con falsas palabras,mienten y seducen.
Juegan con la buena fe, los sentimientos, a veces y se cae en el cepo de sus intereses personales.
Te entiendo y mucho, créeme.
Sólo una cosa, olvida y rápido.
No te doy más consejos, sino un abrazo...de corazón.
Encuentra en esos sitios de ángeles amigos, que ellos, no tienen intereses.

Ella dijo...

Son hienas, se ríen mientras te muerden el corazón y te lastiman, van en manadas, se escudan bajo un alias tomado muchas veces de algo bonito, una canción, por ejemplo, mancillan hasta el título de esa canción con su actitud, no perdonan que seas más ni que seas menos, ni que tengas salud o estés enfermo, ni que seas fuerte o débil, todo es criticable y ridiculizable para esas hienas, tergiversan lo que haces, lo que dices, cualquier cosa es válida para hacer daño. En definitiva, las hienas no perdonan que seas persona.

Un beso

Madeira dijo...

Fibo, verse expuesto ante todos es horrible, a mí pocas cosas se me ocurren peores. Entiendo tu dolor, tu miedo a volver intentar..
Entiendo perfectamente todo, pero estoy con lo dicho en los comentarios anteriores: hay personas estupendas también, personas que pueden aportarte amistad y comprensión.
Yo diría que hicieses un esfuerzo por superar la situación.
Aunque no nos conocemos te mando un abrazo afectuoso que siento de verdad.

scarlet2807 dijo...

Fibo, no quiero ser reiterativa, ya te he dicho hasta el cansancio, que me gusta todo lo que escribes, pero nada de lo escrito anteriormente, me ha hecho tanto sentido.
No sé si es real o imaginario, solo sé que, me llevaste a una etapa de mi vida muy dolorosa, yo entré " nuevita" hace más o menos 4 años, y me destrozaron el corazón, cometí el peor pecado que se puede cometer en un chat...
Creí y me enamoré, no sabes el daño que me hicieron, jugaron conmigo, para luego quedar abandonada como muñeca de trapo.
Pese que jamás lo ví, en persona, éso no fué obstáculo, para que me apuñalara.
Lo pagué muy caro, hasta enfermé, estuve un año sin entrar.
Pero...aquí estoy " vacunada", y más mujer que antes.

Un gran beso, y todo mi cariño (que te lo has ganado)

Scarlet2807

D'MARIE dijo...

Un hombre o mujer de bien.,se retira sin venganza,Cerrando puertas de dolor y abriendo otras de esperanzas..Un noble escrito,que dejas un significativo mensaje de valor!!Perfecto!!
Besis

Mayte® dijo...

Yo no digo ná. Todo lo habeis dicho.

Es un relato intenso y demasiado habitual en muchas salas de chat.

Besitos lokito. Lo has bordado

Soñador dijo...

Gracias por compartir esa experiencia para ti desagradable y qué nos enseña, que las personas no somos en muchas ocasiones lo que aparentamos y que hay que profundizar más.Muchas gracias

Tarzánnnnn dijo...

Fibo, siento mucho eso que te ha pasado. Solo digo que son reglas de un juego muy dificiles de aprender, donde la traición y el engaño son las cartas principales. Si contara de la última traición recibida, creo que aquí varios se asombrarían, porque hasta en público me han dedicado palabras de admiración y elogios. Nada es verdad...pero nada ¿eh?. Lo que digan amorosamente, todo es una preparación escénica para la traición. Por eso siempre estoy en guardia, atento a rechazar cada embate de seres sin consideración. Un abrazo - rbn