25 de abril de 2010

* Gorriones *


Estoy aquí, en otra tarde más, ante vosotros.
Aún se oyen los gorrioncillos afuera, el runrún de unas ruedas sobre el asfalto, un niño correr a toda prisa detrás de una pelota multicolor.
Sigo aqui, el ladrido de un perro, que reclama a su amo.
Risas de madres jóvenes, dichosas ellas.
Puertas que se cierran, de golpe, abajo, quebrantando mi retiro.

Y a mi alrededor próximo, el silencio me acoge, quietud serena que transurre plácida mientras suspiro, sin saber porqué.
Pienso en lo bello del día, en la brisa que choca en mi cuello, despejado.
Remuevo mi alma y la calma sigue ahí, presente y sin cambios.

Sin noticias que alteren los pulsos de mi estío.

No sé de él, si viene, si va, si piensa en mí, si me extraña tan sólo un poquito.
Sólo pienso en su voz melodiosa, inventada en mis sueños.
Recreo escenas que nunca existieron, llenas de besos de mil sabores, abrazos locos que daban paso a miradas tiernas y a un amanecer sin descanso de amores.

Locuras todas,deliciosas, en una tarde, sin más compañía que unos gorriones que alegran mi tiempo, sola.

10 comentarios:

Ella dijo...

Ines, amiga, me has recordado a Bécquer y sus golondrinas.

Aquellas golondrinas no volvieron, aquellas madreselvas cuajadas de rocío tampoco pero quédate sólo con esta estrofa ¿vale?:

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar,
tu corazón, de su profundo sueño
tal vez despertará.

Besos

Tarzánnnnn dijo...

Juro que te vi, Ines, en un ocaso de domingo como muchos. Lánguidos, perezosos domingos, que si no están rodeados de felicidad, parecen sobrar. Un besito a la distancia (como te gusta decir. - tzn

Soñador dijo...

Que lindo, dibujas sentimientos en los atardeceres de nuestros corazones.Me encanta leerte por tu sensibilidad y la manera en como escoges las lineas que reflejas en tus escritos.Gracias

Fibonacci dijo...

Me encantas Ines,eres un descubrimiento para mí.un beso

scarlet2807 dijo...

Inés, como siempre , un placer leerte.
Me encanta , como haces verso se sentimiento y emociones.

Un beso, Scarlet2807

Prólogo dijo...

A veces, casi siempre, los sonidos que nos rodean potencian los sonidos que nacen en nuestro interior. Los potencian y hacen que emerjan sobre todo lo demás. Al final es lo único que queda. Porque los sonidos que nacen en nuestro interior nacen abonados de deseos o de recuerdos. Y eso hace que los oigas con absoluta nitidez y los convierta en eternos.
Un beso

Madeira dijo...

Estoy por esperar porque comentar detrás de Prólogo es un suicidio. En realidad de tod@s vosotros.
Me ha gustado mucho Inespe, me gusta mucho la sensibilidad que se trasluce en tus escritos. Me has hecho ver y oír esos sonidos.
Un abrazo lleno de cariño. Tú ya sabes.

D'MARIE dijo...

Ines,siempre tan sensible,encantadora y recreando tus palabras de amores desencontrados...Como siempre.me encanto este tambien!!
Besis

Anónimo dijo...

Esos seres alados, desdibujados...que revolotean en tu mente son como los gorriones que rompen el silencio de lo que pudo ser. No dejes nunca de escribir.
JOTA

wppa dijo...

Inesperada amiga , que te puedo decir que no te hayan dicho.
Transmites tantos sentimientos y tanta pasion que desbordas.
Cada escrito es una poesia.
Un simpre gorrioncito lo conviertes en rusieñor de bellos cantes y de mil sueños imaginarios.
Un beso
wppa

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...