TABERNACULUM


Entre marañas de hierbajos y malas hierbas, ella nació, desde el primer instante observé como brotó y después creció, cuando en brazos de su madre su cabeza asomaba entre las toallas que la abrigaba, dije para mí que era una rosa en flor.

Presentí que esa niña sería la más bonita y así fue como pasó, su entorno malo se iba apartando, para dejar paso a lo más hermoso que han visto mis ojos.

Crecieron sus hojas, el capullo surgió y este poco a poco se abría, para dejar paso a lo más sublime de la creación.

En todo aquel que ella su vista posaba, cautivaba por su resplandor y era la más envidiada de su alrededor.

Así mi vida te conocí, así te vi crecer, cuando tu dabas los primeros pasos, cerca estaban mis manos, y si tú caías poder evitarlo yo.

Crecías muy rápidamente, de la pandilla te hice, correteábamos juntos y vivíamos historias ficticias de amor, tú eras mi princesa y capitán protector tuyo lo era yo.

El periodo de colegio pasaba, tú te habías convertido en la mujer que amaba, y el mundo también sabia, que para ti lo era yo.

A mí, el servicio militar me llamó y lejos de ti me llevaron, un gran dolor me afligía porque tus ojos en un tiempo no vería.

No pasaba un día que no te escribiera cartas de amor y de la misma manera las recibía, este su servidor.

Todo pasa, el final de la mili llegó, con gran regocijo con la blanca regresé a ella, esperándome estaba en el anden, desde lejos la divisé, estaba más hermosa que cuando de ella me separaron, sin quererlo yo.

No pasó mucho tiempo de mi regreso, y al altar la llevé, convirtiéndola en mi mujer.

Se nos hizo interminable la ceremonia, banquetes y enhorabuenas, y demás parafernalia que impertérrito sufrimos los dos, ella con sus ojos me hablaba, deseaba estar a solas en nuestra casa y entregarme lo que con tanto esmero desde pequeña supo, que su marido sería su jardinero y quien podara su rosa.

En brazos la entré en lo que seria nuestro hogar, entre besos y risas la fui desnudando, primero el velo, (más besos) después vendría lo demás y una vez desnuda en la cama, mis ojos se abrieron como platos de la maravilla que estaba contemplando.

Su anatomía era la viva recreación de la maravilla que jamás humano imaginó, todo era perfecto, hasta el jergón, comprado con cuatro pesetas que me costó.

En una tupida maraña de vellos, allí estaba lo que ella guardara con tanto primor, me hablaba con su mirada, tómalo, para ti lo guarde yo.

Mis dedos acariciaron su tesoro más preciado, era suave al tacto, sus vellos en mis dedos se enrollaron, siendo mis labios los que allí se posaron, entre besos tiernos se fue abriendo y sus pétalos me mostraron, cual rosa húmeda en un rocío mañanero, mis labios se llenaron y su sed calmaron, bebiendo con fruición de aquel manantial que no paraba de manar.

Me pedía entrar con mucho amor, y así lo traté, abriéndose poco a poco en mi empuje delicado, mientras la miraba, ella se lubricaba el camino para acceder.

Una vez dentro mi altar la hice, su estambre, pistilo y corola, fueron polinizados y no habría un día que dentro de ella no estuviese, pidiéndole a su jardinero que de ahí no saliese, que tendría mucho trabajo si quería que esa flor creciese.

Recostado sobre ella, rememoraba su nacimiento, los días, meses y años que habían pasado, cuando mas lo recordaba, más la abrazaba y le decía bajito,

TE QUIERO ROSA MIA.

9 comentarios:

LIA50 dijo...

Fibo, me sorprendiste con tu romanticismo, bello escrito plagado de pasión y ternura, feliz de la mujer a la que entregues esa dulzura...Un beso Lía.

Ella dijo...

Me declaro vencida de antemano, el tuyo es infinitamente mejor pero, como un reto es un reto, allá vi Tabernáculo.

Besos

Por cierto, que verás como dice la jefa que "colenda est virtus".

Fibonacci dijo...

La virtud mal comprendida a veces, pero casi todos deseandola, menos yo, por cierto:
la jefa no me permite dejarte comentarios en el otro, lo he intentando y me salió algo muy bonito, que por cierto, ya no me acuerdo, pero estaba bien,
Nunca me han gustado ni los vencedores ni vencidos, por lo tanto, sigamos jugando, es mas divertido y te doy las gracias, parece que mi única neurona parece que se esta recuperando, gracias a tí, un beso

Ella dijo...

O.K. te contesto al otro lado del pasillo, jajaja

Fibonacci dijo...

Cualquiera me vendria bien, no estoy en condiciones para elegir, tendremos nuestro rincon para nosotros,aqui nos manda la jefa, le da miedo lo que podamos decir fuera de tono, pero no de verdad, la verdad de la calle.un beso, no hay manera de que por el otro lado te pueda contestar bonita,ya no se las veces que he escrito y me dice que la contraseña no es la que tengo, estara jugando conmigo?
Porque no es tan facil como por aki?

Ella dijo...

Es fácil, lo pones como anónimo y lo firmas. Ya luego que te explique la jefa lo otro.

scarlet2807 dijo...

Fibo, bellísimo como todo lo que escribes, pero ¿¿¿sabes???, aún , gustandome todos , y mostrando la diversidad de tu estilo, me declaro seducida por éste último escrito tuyo, tiene " magia", simplemente, me encanto!!!
Un beso, Scarlet2807

Madeira dijo...

Fibo a mí me gustan todos. Unos por desparpajo, otros por hacerme recordar infancias y tiempos pasados, este por sensualidad llena de amor.
Un abrazo y gracias

D'MARIE dijo...

Fibo,quede impactada,me parecio bellisimo.Es bueno leerte tambien en la parte romantica,es como mirar a travez el alma de una persona y sos magnifico!!
Besis