POR LA VIDA


Ahí tu ropa. Tu ropa y mi puerta.
La vereda te absorba
pasado tu sueño de ardides.
Que no quede el eco de uno de tus pasos,
ni vestigios de risas viciadas.
Anda
si no has dejado en esa cama nada. Apenas
misérrimas gotas de entusiasmo insustancial,
y reflejos de tus ojos de fugas.
No incendiaré mi espacio en el otoño.
Apenas, hacer del olvido unos poemas,
jugar a las letras conmigo,
y darme un nuevo baño de certezas.

8 comentarios:

Fibonacci dijo...

Asi mas de una vez me he visto yo, pero yo era el que salía, y era ella la que lo escribia, me has reflejado jajajajajajaaj
que tio eres Tarzan.

*Inesperada* dijo...

Otoño de certezas, cama de fuga clara, pareja que no valora.
Mala cosa, causa tristeza,supongo.

Me ha gustado la postura de tu parte,
sabiéndolo, le dices adiós, con elegancia.

Gracias, desde mi humilde óptica.

Ella dijo...

Muy sutil forma de despedirla,ahí es donde se nota el dominio de las letras. Si lo llego a hacer yo lo cuento tal cual, es decir, se hubieran enterado hasta en Australia.

Besos

Soñador dijo...

Como siempre, un placer leer como trenzas letras, comunicas mucho con la sutilidad encantada de la experiencia y la armonia que llevas dentro.Gracias

Mayte® dijo...

Muy bello.
Pero no por bello deja de ser duro.
Al decir adiós abriendo esa puerta, acude una sensación de vació, de no saber porqué no salieron las cosas bién hechas.

Gracias Tano.

Un beso

scarlet2807 dijo...

Tarzán , como siempre, bellísimo.
Solo que ésta véz, me has dejado una sensación de tristeza...

Un beso, Scarlet2807

D'MARIE dijo...

Tarzan,un remanso de ternura con una fuerza de tristeza..MuY BUENO AMIGO!!
bESOS

LIA50 dijo...

Realmente nos haces vivir tus poemas,dices las cosas más crudas de la manera más poética que he leído.Increíble! Besos Lia.