23 de abril de 2010


MARIANA

Amo tu risa.
Será que enciende mis mañanas,
que sabes tengo deudas sin testigos.
Plañidera, llegas a darme su brillo,
adornas mis pies a carcajadas,
tropiezo con los ecos y perdonas.

8 comentarios:

Fibonacci dijo...

Excelente y la dentadsura de la chica, extraordinaria, bonita eleccion

Soñador dijo...

Preciosa composición ...investigo la forma y crezco leyendote.Muchas gracias amigo,siempre espero tus letras para intentar descifrar ese mundo interno de emociones y aplicarlas en las mias propias.Gracias

*Inesperada* dijo...

La sonrisa que dejas en tu texto es el corazón al aire con perfume de mujer.

Me encantó.

Gracias, siempre.

Mayte® dijo...

Gran mujer la que describes, humana y sensible por sobre todas las cosas.

Ríe contigo, llora a solas y siempre perdona.

Hermoso semblante reflejan tus letras

Besitos a la distancia

LIA50 dijo...

Precioso!!que mas decirte..Un beso Lía

scarlet2807 dijo...

Hermoso...
Como todo lo que escribes.

Un beso, Scarlet2807

D'MARIE dijo...

Amigo.Delicado y encantador, lo suyo..
Besis

Ella dijo...

La risa enciende, la risa relaja, la risa es cómplice y tantas cosas más.

Tú las has dicho todas con tan poco.

Como siempre, me descubro ante tí.

Besos

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...