13 de abril de 2010

el poncho gris


Nacio, en una comunidad,donde todos eran indiecitos,venia una vez al año un Juez de Paz y les ponia nombre y apellido.De alli,le dieron el nombre de Jesus Neptali.
En sus años mozos,debio ser un lindo hombre,solia contar que le llamaban matecocido.Yo lo conoci ya siendo un señor mayor,cuando sus hijas lo trajeron con ellas de su provincia natal.Ojos color caramelos,con hermosas y largas pestañas.Alto,de tez oscuras y rasgos bordeando lo indigena,su pañuelo al cuello y su sombrero ,de costado.Los años fueron cruel con el,envejecio con el alcohol,como aliado,debio apagar con el,quizas errores y horrores de su pasado que no fue una pinturita.
Mientras niña,le temia,cuando se enojaba me miraba con unos ojos que sobresalian,un rojo furioso,con un grito aindiado que extremecia hasta el mas fuerte.Ya tendria como pasado los setenta(que no son los setenta años de hoy)su rostro marcado con las huellas del tiempo,se acercaba mas al cuero descarnado de un animal salvaje,que una piel de ser humano..Habia llegado su decadencia espiritual y material.Recuerdo algunas pequeñas cosas que habia tomado como habito.
Una vez ,le regaladon en invierno,un poncho gris,que no se quito mientras termino su existencia por la tierra.Yo pensaba que el,querria mucho ese poncho,porque mezquinaba hasta que se lo lavasen.Enojandose,sin asustar a nadie,(obviamente,dejamos de ser niños ,ya no le temiamos).
Una de las cosas, que nos llamaba la atencion,fue como dejo de higenizarse.De aquel hombre tan pulcro,se habia convertido, a base del alcohol,en un ser casi indigente,a eso agregandole la prenda que no permitia que la toquemos,!!.No era,temor,pero si un poco de alejamiento al acercarse a nosotros,por el olor que trasmitia.Pleno verano en buenos aires.,solia sentarse en la siesta,,con su sombrero y poncho,en mitad de la calle de tierra.Sabiamos cuando eso ocurria,por los bocinazos de los que pasaban por alli y sorprenderse de aquel anciano,como pintado estaticamente,sobre el lugar,sin siquiera pestañar.Cuando la gente se cansaba de gritarle,tomaba su banquillo,miraba con desprecio al de turno y se dirigia bajo un arbol pequeño,que habia en la vereda de su casa.
Muchos vecinos con el tiempo,terminaron con mirarlo mas de la cuenta,si se arrimaba a sus casas.Ya que habia tomado por habitue,robarles,macetas con platas,perros pequeños,todo lo que estuviese a su paso,lo escondia debajo su poncho gris y venderia a otro vecino.Cosa,que sus hijas avergonzadas de aquel viejecillo que se convertia,dia dia, en una piedra en sus zapatos,deberian pagar y devolver el objeto.
Si,pasaba alguien,lo miraba enojado y decia en lo alto...Que miras?y ante la no respuesta de la otra parte,contestaba el mismo...Si no queres que te mire..pinchame lo ojo,,pinchame!!.Era curioso,como la gente se divertia ante este tipo de ocurrencia,a mi, ni una pizca de risa,al contrario,ya parecia una cruz,saber que nos asociaban con el viejito del poncho gris.
Ya hace tantos años que se fue de la tierra,que me lo imagino sentado ,en medio una calle de nubes,sin permitir los coches pasar..sin quitarse ese bendito poncho,que traslado tantas macetas,perros y demas...en medio de cuarenta grados de calor.
Bue,mi abuelo materno.,tenia esas manias ,que por mi edad,no podia comprender.Pero al pasar los años,me causan esa sensacion de risa,imaginarmelo como una estatua,marron por su piel y gris por su vestuario y paso por la vida....

8 comentarios:

Soñador dijo...

Benditos recuerdos, que sin querer forman parte de ti y de cada uno de nosottros, bonita historia , muy interesante y bien narrada y con algún tinte de humor de la memoria , añoranzas de la juventud , muy lindo .Gracias

wpaa dijo...

No tubo que ser muy agradable ver la decadencia de un ser humano,pero si que lo es ,el poder recordarlo tan claramente como lo demuestra tu articulo.
Bonita historia de un pasado .
Un beso
wppa,

scarlet2807 dijo...

Marie, sé que pareceré repetitiva, pero no me importa...
Me encanta como escribes, de nada, haces una bella historia.

Un beso, Scarlet2807

Mayte® dijo...

Me has hecho recordar a mi abuelo.
Pero en mi caso era la persona más buena que he conocido con sus nietos.
Aún recuerdo la bondad de aquellos ojos azules, cómo el mismo cielo.

Gracias loki.
Besitos desde aquí

Ella dijo...

Me has hecho llorar ¿sabes?. Maldita la decadencia que provoca ciertas enfermedades y bendita tu habilidad para entresacar lo entrañable de tus recuerdos.

Gracias por compartirlo.

Besos

Tarzánnnnn dijo...

Picarona, hermoso tu relato, que habla mucho de vos misma, especialmente de tu modestia. Suerte que te reencontré en el blog. Mira que cosas lindas me hubiese perdido de vos. Te mando un beso, locura motorizada, bella amiga - tzn

Madeira dijo...

Me teneis sorprendida tod@s. Si uno me emociona con su relato, el otro me crea dependencia al ser su relato repartido en varias entregas, en otros momentos conseguís llevarme a la infancia, también me dejais sensación de bienestar...
Marie tu historia me dado ganas de saber más, de seguir leyendo sobre ese abuelo.
Me ha gustado muchísimo.

Miranda dijo...

Loquissssss:

Me encanta leerte, tus historias siempre son muy entretenidas, no dejes de compartirlas con nosotros.

Te Quiero Mucho.

Besinessssss.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...