14 de abril de 2010

FRAGMENTO


Nuestro primer encuentro de labios, y el segundo, y el tercero, y tantos en adelante, supieron a la misma gloria. Besar aquella boca pequeña, quinceañera, dócil, virgen, era reflejar en respiración, sangre y rubor ardiente una nueva forma de vida, una experiencia inédita, deliciosa. El amor nos había llegado. Pese a todo, y pasado el tiempo más aún, intuía yo que algo faltaba, que las cosas no cerraban totalmente, para que el placer de besar y amar fuese total. Lejos estaba yo de propiciar valientemente un encuentro de lenguas, tal vez por el hermetismo de Betty o por preconceptos “pecaminosos”. Y esas cosas no se consiguen hablando, teorizando, sino en la acción directa, forzando en todo caso con mi lengua la apertura de su boca, y mostrando el camino a sensaciones novedosas para ambos. Pero no lo hice en los dos años que duró aquello.
El alto y largo paredón del monasterio franciscano vecino a la casa de Betty, fue testigo, de que tampoco avancé mucho con las manos en nuestros encuentros nocturnos. Que recorrí pacientemente sus mejillas, cabellos, brazos, espalda y cintura. Pero no más. Me horrorizaba su amenaza de dejar de vernos si insistía en ir más allá. Y mi cuerpo pedía a gritos transponer esa valla rigurosa, porque a más amor, más necesidad, más exigencia. El resultado fue, más contención puritana y miedosa.

8 comentarios:

Mayte® dijo...

Ops...

Ahora la mente pecaminosa es la mia, que anda viajando a través del cosmos imaginado esos momentos. Y esos años donde la fuerza de la juventud lucha por salir.

Ya espero impaciente la siguiente entrega.

Besitos a la distancia

D'MARIE dijo...

Lo bueno de tus relatos,es que dejas las sensaciones en nuestra mente...Me encanto!!..vamos por mas?.....
Besiss

Ella dijo...

Gracias, por seguir contándonoslo, pero yo estoy como Mayte (quiero el restooooooooooo).

Precioso, espero con impaciencia el resto o la siguiente entrega.

Besitos

Ella

scarlet2807 dijo...

Maestro, como de costumbre tus relatos " deliciosos", no creo que otra palabar lo describa mejor.
Qué está pasando en el blog, que se respira pasión????.

uffffffffffffff
Un besote, Scarlet2807

Soñador dijo...

Muy bueno , me encanta seguir tus escritos y este que la verdad a todos nos ha pasado algo similar , muy bien expuesto, interesante expresión de juventud que a todos nos transporta al mundo de los recuerdos.Gracias

Fibonacci dijo...

Sin comentario, solo felicitarte, eres muy bueno

Miranda dijo...

Tarrrrr:

Soy muy impaciente, ojalá muy pronto publiques la continuación de esta bella historia.

Abrazos afectuosos y cariños sinceros a la distancia.

Madeira dijo...

Tarzán, me gusta mucho, muchísimo como escribes. Siempre se me hace corto.
Un abrazo

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...