14 de abril de 2010

FRAGMENTO


-Los que hacen linda pareja son Betty y Fernando- dijo una noche la profesora Alicia, seguramente por obra y gracia de su ojo atento y experimentado.
Y lo tuvo, porque con Betty, por ese entonces, nos sorprendíamos ocasionalmente con miraditas furtivas. Arrancarle el “si” a Betty fue una pesadilla. Conocí una larga hilera de excusas para rechazarme: que su padre, sus hermanos mayores, que vivía lejos y no podía llegar tarde. En fin.
Salíamos a las veintidós de la escuela nocturna. La noche del viernes era la peor para mi, la atormentadora, ya que estaría las dos noches siguientes sin verla, al no haber clases. Con el tiempo me enteré de ese mismo sentimiento de parte de ella. Dos noches sin ver a aquella figura pequeña, morena, de ojos renegridos, nariz pequeña, labios siempre humedecidos. Una noche de viernes, apurando mi paso la alcancé en una esquina. Sin importarme que estuviésemos rodeados de compañeros, la tomé de un brazo, le hice dar un medio giro y parado exactamente frente a ella dije tembloroso:
-Betty… te quiero.
Se detuvo el mundo. Clavó sus ojos en mí, recorrió mi rostro con ellos, y en puntas de pié, cerca de mi oído, con voz más tenue que nunca dijo:
-Yo también te quiero.

7 comentarios:

Ella dijo...

Qué dulce, Tarzánnnnn ¿era la primera vez, verdad?.

Quiero saber el resto ¿nos vas a hacer el favor de contárnoslo?

Gracias y besos.

Ella

Miranda dijo...

Tarrrrrr:

Que experiencia tan gratificante al saberte correspondido.

Dulce relato, pulcro, lleno de inocencia.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

Mayte® dijo...

Yo quiero volver al instituto leñe.

Besitos compi. Cada dia me enganchas más a tus capítulos

scarlet2807 dijo...

Querido " maestro", ni la fiebre te impide escribir tan bello??'

Un beso, Scarlet2807

Calixto dijo...

Tarzannnnn... bello relato y felicidades por tu valentia.

Saludos de Calixto.

Soñador dijo...

Linda historia como todas las que escribes, tiene esta el encanto añadido del sentimiento y del amor.Gracias

Fibonacci dijo...

Mis felicitaciones

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...